Trump acorralado por asalto al Capitolio

Ex presidente Donald Trump.

El panel del Congreso de EEUU que investiga el asalto al Capitolio el 6 de enero del año pasado escuchará hoy testimonios de cómo el entonces presidente Donald Trump presionó a los funcionarios del Departamento de Justicia a que investigaran denuncias de fraude en la elección de 2020 que pudieran voltear su derrota ante Joe Biden.
El presidente de la comsión, Bennie Thompson, dijo que el panel examinará los esfuerzos de Trump “de tratar de corromper al principal cuerpo de la ley en el país”, igual como testificaron el martes funcionarios de Arizona y Georgia de que Trump trató de que ellos designaran faltos electores para mantenerse en la presidencia.
6 de cada 10 estadounidenses considera que Trump es culpable del asalto al Capitolio.
En parte, se espera que la audiencia de este jueves se concentre en los supuestos esfuerzos de Jeffrey Clark, un ex fiscal general asistente, de insistir repetidamente a los funcionarios del Departamento de Justicia a que investigaran denuncias de fraude electoral y a forzar a algunos estados a “descertificar” sus resultados electorales que reflejaban el triunfo de Biden.
Algunos asociados dijeron que Trump consideró sustituir con Clark al secretario de Justicia interino Jeff Rosen, quien, al igual que su antecesor William Barr, afirmaba que no había evidencias de un fraude sustancial que diera vuelco a la elección.

Funcionarios estatales de EEUU detallan cómo Trump intentó frustrar la victoria de Biden

En un corto video mostrado al final de la sesión del martes, Richard Donoghue, quien actuó como vicesecretario de Justicia interino desde diciembre de 2020 a enero de 2021, dijo que él habría renunciado de inmediato si Trump hubiera nombrado a Clark.
La audiencia de este jueves es la quinta este mes en que el panel explora el papel de Trump en fomentar el ataque al Capitolio cuando los legisladores se preparaban para certificar la victoria de Biden en el Colegio Electoral.
Unos 2.000 partidarios de Trump irrumpieron a la fuerza en el Capitolio, alentados por Trump en un acto anterior. Los manifestantes derribaron las barreras de seguridad, forcejearon con la policía y saquearon oficinas del Congreso.
Más de 800 de ellos han sido imputados de cargos que van desde invadir y destrozar el Capitolio hasta atacar a la policía y unos 300 se declararon culpables o fueron declarados culpables en juicios. Algunos cabecillas han sido acusados de conspiración sediciosa.
Trump ha desconocido al panel, compuesto de siete demócratas y dos republicanos, alegando que sus actividades están inclinadas en su contra, y todavía reclama erróneamente que la elección de 2020 fue fraudulenta.
La audiencia de este jueves será la última del panel, que divulgara su informe final a fines del verano. VOA