Total News anticipo el espionaje ruso en España que llegó de la mano de una Sparrow rusa y Pablo Iglesias

Durante la década de 1960, mientras se desarrollaba la Guerra Fría, eran muchos los grupos del Comité para la Seguridad del Estado Ruso (KGB) que se dedicaban al espionaje. Uno de ellos, que nos ocupa, funcionó como una red de “espías sexuales” que eran entrenadas en una escuela específicamente desarrollada para esa tarea.
La historia de la academia estatal de la ex Unión Soviética dedicada a entrenar espías sexuales fue genialmente retratada en la película Red Sparrow (2018), con gran contenido de suspenso que fuera dirigida por Francis Lawrence y protagonizada por Jennifer Lawrence, basada en la novela homónima de Jason Matthews.
Hoy la realidad supera la ficción. El poco agraciado Pablo Iglesias no logro atarse al mástil y cayo rendido a los pies de una hermosa rusa a sueldo de Vladimir Putin.
Total News, con la pluma de nuestro corresponsal Joao Lemos Esteves, anticipo en Junio de este año, como Rusia usaba a Pablo Iglesias en España y Boaventura Sousa Santos en Portugal y los moldeaba para construir una plataforma para que los espías de Rusia socaven la OTAN e interfieran en la política de Latinoamérica, como Venezuela, o las “especiales” relaciones de la inteligencia rusa con el kirchnerismo, entre otros objetivos, como podrán apreciar en el articulo que reproducimos abajo.
Esta información fue tomada como base para que dos excelentes medios, Periodismo Digital y El Mundo, avanzaran en sus investigaciones y arribaran a la misma conclusión, pero con el agregado de la hermosa Sparrow.
Escándalo: nueva amiga de Pablo Iglesias, la atractiva rusa rubia a sueldo de Putin

Por Davido Lozano

Inna Afinogenova, nuevo fichaje del ex líder de Podemos, trabaja para el Kremlin y ‘espía’ del régimen en Latinoamérica
Se llama Inna Afinogenova, rubia, agraciada, rusa y estrecha colaboradora de Vladimir Putin. Nació en Daguestán en 1989. Periodista y hasta el mes de mayo de este año trabajaba en la emisora de PutinRussia Today (RT), donde ejercía como subdirectora de la web de este medio propagandístico de las hazañas del tirano ruso.
Pero su vida dio un giro profesional y se acercó al mundo de la política española de la mano de Podemos, o mejor dicho de la mano de su exjefe y fundador de los morados, Pablo Iglesias, que la convirtió en el fichaje estrella de su podcast.
Desde entonces se ha convertido en la estrella de La Base y es también colaboradora asidua del panfleto digital Público.
Tal y como cuentan quienes conocen a ambos, Pablo Iglesias bromea, también públicamente, con que es su «agente infiltrada», pero fue durante años la vocera de Putin en toda Latinoamérica.
Desde el punto de visto político no deja de ser un escándalo que no viene más que a confirmar que medio Gobierno de Pedro Sánchez es favorable a Putin, la parte del Ejecutivo a la que pertenece el sector de Podemos.
Inna, además de sus plataformas habituales en la ‘basura’ de Público y en el podcast de Iglesias, es toda una activista en las redes sociales. Desde su perfil de Twitter ejerce como auténtica propagandística del presidente ruso, ataca a la OTAN y se defiende la invasión de Rusia a Ucrania, atacando en innumerables ocasiones al presidente ucraniano, Volodymir Zelenski.
La nueva ‘musa’ de Pablo Iglesias hace unos días iba a más e incluso llegaba a sugerir a los españoles pro Putin (esto es la gente de ultraizquierda entre la que se encuentran muchos cargos y dirigentes de Podemos o Izquierda Unida) que se alistasen a la guerra contra Ucrania, esto es también contra todo el mundo occidental y democrático, para formar parte de la legión extranjera que está organizando el tirano Putin.
Inna Afino Génova decía esto (ya sea ironía o no) en su perfil de Twitter, literalmente y sin aparente remordimiento alguno:
A todos esos señores españoles que dicen estar «CON EL PUEBLO ruso» apoyando todo esto: tenéis vuestra oportunidad de oro para alistaros, van a crear legiones de extranjeros. Os lo facilitarán todo. No os la perdáis”.
Es indudable que Inna se ha convertido en una de las máximas colaboradoras en esta nueva aventura mediática de Pablo Iglesias, por lo que la rusa y el vallecano pasan mucho tiempo juntos. Esto, según explican a Periodista Digital fuentes cercanas a Podemos, ha provocado una serie de comentarios y rumores que apuntan a que “ambos podrían estar viviendo algo más que una relación profesional”.
Son meras especulaciones y dimes y diretes que surgen desde el propio entorno de ambos ‘comunicadores’, pero (hasta ahora) no hay nada que pueda confirmar que exista algo más que esa relación meramente profesional y de amplia sintonía ideológica.
De momento, tras supuestamente dejar RT por no estar de acuerdo con la guerra, podemos analizar su breve trayectoria profesional: En 2009, recién terminada la carrera en la Universidad Estatal de Moscú, entró como becaria en RT, financiada por el Kremlin, donde fue ascendiendo hasta ser subdirectora de la web. Su popularidad se debe a los vídeos, ‘Ahí les va’, donde analizaba la actualidad de América Latina, siempre en línea de Putin, y otros asuntos, como la “amenaza” de la OTAN, la independencia de Cataluña o el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.