Steve Bannon, exasesor de Donald Trump, es condenado a prisión por desacato al Congreso, por el ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021

Steve Bannon, exasesor de Donald Trump, terminó siendo condenado a prisión por haberse negado a comparecer ante el Congreso en el caso relacionado con el ataque que sufrió el Capitolio el 6 de enero de 2021

 

El exasesor de Donald Trump deberá pagar las consecuencias de su posición asumida con respeto a los disturbios del 6 de enero de 2021.

 

Steve Bannon, exasesor de Donald Trump, fue condenado a prisión por desacato al Congreso luego de que un tribunal federal de apelaciones rechazó su intento de anular una sentencia emitida previamente en su contra por incumplir con una citación.

 

En 2022, el estratega político de Virginia había sido declarado culpable después de no presentarse a una comparecencia ordenada por el ya disuelto Comité del 6 de enero, así como por negarse a entregar los documentos que le habían solicitado relacionados al ataque que sufrió el Capitolio en 2021.

 

De esta manera, aunque el exbanquero todavía podría solicitar que todo el tribunal de apelaciones revise su caso o quizá pedirle a la Corte Suprema que haga lo mismo, su sentencia indica que deberá pasar a cuatro meses en la cárcel, además de pagar una multa de $6,500 dólares.

 

Al respecto, el magistrado Brad García les envió un documento a los tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia mediante el cual describe la razón por la que la apelación de Steve Bannon resultó improcedente.

 

“Es indiscutible que la primera vez que Bannon planteó estos argumentos fue en el tribunal de distrito, mucho después de que venció el plazo para responder a la citación.

 

Un testigo no puede defenderse de un cargo de desacato al Congreso basándose en una defensa afirmativa que pudo presentar, pero no pudo, en el momento en que se le ordenó presentar documentos o comparecer”, indicó.

 

Asimismo, el experto jurista subrayó que el exasesor presidencial de 70 años trató de darle una connotación distinta a una palabra para así justificar su negativa de cooperar con el Congreso, lo cual no es válido.

 

“Bannon insiste en que ‘intencionalmente’ debe interpretarse como que requiere mala fe y argumenta que su incumplimiento no califica porque su abogado le aconsejó que no respondiera a la citación.

 

Este tribunal, sin embargo, ha sostenido claramente que ‘intencionalmente’… significa sólo que el acusado se negó deliberada e intencionalmente a cumplir con una citación del Congreso, y que esta defensa exacta de ‘consejo legal’ no es defensa en absoluto”, escribió.

 

Cabe señalar que, hasta hoy, más de 1,000 personas han sido imputadas por el asalto al Capitolio, de las que cerca de 600 se han declarado culpables.

Evaristo Lara 

Crédito: Steven Hirsch | AP
es_ESSpanish