Robert De Niro : «Si Trump vuelve a la Casa Blanca, puedes despedirte de estas libertades que todos damos por sentadas»

Después de meses de ignorar o burlarse del juicio penal del expresidente Donald Trump, la campaña de Biden decidió el martes por primera vez organizar una conferencia de prensa sobre el historial de Trump fuera del tribunal donde se estaban llevando a cabo los alegatos finales.
El evento, que contó con una aparición sorpresa del actor Robert De Niro, devenido en portavoz de la campaña, no tenía como objetivo específico discutir aspectos del juicio, insistió el equipo del presidente. Pero, sin duda, pretendía llamar la atención sobre el acusado penal que se encontraba en el edificio cercano.

 

«Si Trump vuelve a la Casa Blanca, puedes despedirte de estas libertades que todos damos por sentadas», dijo De Niro, con manifestantes coreando y una alarma de coche sonando de fondo. «Y las elecciones… olvídense de ellas, eso es todo. Ya está hecho, si entra, os lo puedo decir ahora mismo: nunca se irá. Nunca se irá».
Anteriormente, el equipo de Biden se había mostrado cauteloso a la hora de hacer o decir algo que pudiera parecer que politizaba el juicio del expresidente. En su opinión, el juicio de Trump hablaría por sí mismo, volviendo a presentar al expresidente y el caos que le rodea a los votantes que podrían haberlo ignorado.
El acto del martes fue un reconocimiento al segundo enfoque.

 

«Todos los medios de comunicación están acampados aquí, día tras día», dijo el director de comunicaciones de la campaña, Michael Tyler, para explicar la decisión de dirigirse a los periodistas fuera de los juzgados del bajo Manhattan.

 

Además de De Niro, que recientemente narró un anuncio en el que arremetía contra Trump, se contó con la presencia de dos policías que estuvieron presentes en el Capitolio de EE.UU. el 6 de enero de 2021 y fueron atacados por alborotadores pro-Trump: Michael Fanone y Harry Dunn.

 

«Al final del día, esta elección es sobre Donald Trump y su visión de la oficina del presidente de Estados Unidos, no como un servidor público que responde a los electos, a las personas que lo eligieron, sino como un autoritario, que responde y se sirve solo a sí mismo», dijo Fanone
Los principales asesores de Trump, Jason Miller, Steven Cheung y Karoline Leavitt, hablaron con los periodistas inmediatamente después de la rueda de prensa. Miller arremetió contra el ganador de dos Oscar.
«Lo mejor que pueden hacer es presentar a un actor acabado», dijo Miller.

 

Se hizo eco de los ataques de Trump contra el juez Juan Merchan por «corrupto» y «conflictivo», y continuó argumentando que el caso era «una completa basura».

 

El equipo del presidente Biden ve una oportunidad, una vez que concluya el juicio, para ser más agresivo en su presentación de Trump como una amenaza para la democracia, todo ello de cara al debate de CNN del 27 de junio.

 

En todo, desde los anuncios de la campaña a los mensajes y la retórica que proviene del propio presidente hasta el crecimiento de la infraestructura de la campaña, dijo una persona familiarizada con el razonamiento de la campaña, el equipo de Biden reconoce que una vez que el juicio de Trump -y la agresiva cobertura mediática del mismo- haya terminado, habrá más espacio y oportunidades para presentar su caso al pueblo estadounidense antes de noviembre.
Los responsables de la campaña de Biden todavía están lidiando con la realidad, dijo esta persona, de que una parte sustancial de la población todavía no ve que la elección el día de las elecciones será entre Biden y Trump.
Y aunque la campaña tendrá que calibrar sus mensajes y su estrategia en función de cómo acabe exactamente el juicio de Trump, esta persona insistió en que, al final, la idea central de su caso contra el expresidente no cambiará, tanto si Trump sale condenado como si no.

 

De Niro presentó el tema principal de ese mensaje el martes. Arremetió contra el expresidente por considerarlo «un tirano» y «un cobarde», y dijo a los periodistas que, como neoyorquinos, toleraban que el exmagnate inmobiliario fuera «otro mugriento estafador inmobiliario que se hace pasar por un pez gordo, un playboy de pacotilla que se cuela en los tabloides».
Y dijo que lo que está en juego en las elecciones de noviembre es lo que le impulsó a unirse a la campaña para un nuevo anuncio publicado la semana pasada.

 

«Por eso necesitaba participar y quería participar en el nuevo anuncio de Biden-Harris, porque muestra la violencia de Trump y nos recuerda que usaría la violencia contra cualquiera que se interpusiera en el camino de su megalomanía y codicia», dijo De Niro.
«¿Creen que Trump ha dado alguna vez un puñetazo o ha recibido uno?
Este tipo corrió y se escondió en el búnker de la Casa Blanca cuando había manifestantes fuera, de ninguna manera. No se mancha las manos de sangre. No, no se mancha las manos. Dirige a la mafia para que haga el trabajo sucio por él».

 

El actor Robert De Niro asegura que le pareció «importante» hacer una aparición a las puertas del tribunal de Nueva York donde este martes se celebra el juicio penal contra el expresidente Donald Trump y que fue fruto de una petición del equipo del presidente Joe Biden.
«El Gobierno de Biden me había pedido que fuera y pensé: ‘Vale, iré’. Sí. Y diré algo», dijo en declaraciones a CNN antes del comienzo del Festival de Cine de Tribeca, que él ayudó a fundar.

 

Y añadió: «No quiero hacer esto, pero no veo otra forma de afrontarlo».

 

De Niro lleva mucho tiempo criticando a Trump. El martes, el actor apareció fuera del tribunal, pero no estaba destinado específicamente a discutir aspectos del juicio.

 

«Si este tipo entra de nuevo, va a ser un infierno», dijo De Niro el martes por la tarde.
«Serán cuatro años, habrá peleas y habrá luchas y enfrentamientos civiles y todo eso… Me gustaría pensar que el país se enderezará, pero a qué costo por culpa de este loco».

 

La campaña de Biden lanzó efectivamente el comienzo de esa próxima fase mediante el lanzamiento de un nuevo anuncio abrasador llamado «Snapped», narrado por De Niro.
«Sabíamos que Trump estaba fuera de control cuando era presidente», dice De Niro sobre una toma de Trump detrás del Resolute Desk. «Entonces perdió las elecciones de 2020 y se rompió».

 

El anuncio describe a Trump tratando «desesperadamente» de aferrarse al poder mientras muestra imágenes de la insurrección del 6 de enero de 2021. Las frases «dictador» y «acabar con la Constitución» parpadean en pantalla, seguidas de un video de Trump diciendo: «Si no salgo elegido, va a ser un baño de sangre».

 

Fanone, exagente de la Policía Metropolitana de Washington que fue agredido durante la insurrección del 6 de enero, dijo que él era «solo un representante de los cientos de agentes de policía que fueron agredidos ese día por los partidarios de Donald Trump inspirados por sus mentiras, las mentiras que siguen inspirando hasta el día de hoy a mis compatriotas estadounidenses a volverse contra sus compatriotas estadounidenses, a volverse contra los agentes de policía».

 

Dunn, exagente de la Policía del Capitolio de Estados Unidos, calificó a Trump como «la mayor amenaza para nuestra democracia y la seguridad de las comunidades de todo el país en la actualidad».

 

«Ha alentado y sigue alentando la violencia política. Nos han llamado traidores, incluso hoy mismo. Todos fuimos llamados traidores el 6 de enero, por hacer nuestro trabajo», dijo Dunn.
«La violencia política nunca es aceptable, pero tienes un candidato presidencial que la defiende, que la alienta, que la apoya. No podemos permitirlo».

 

El martes, la campaña de reelección de Biden anunció que iba a reclutar a los policías que trabajaron en el Capitolio estadounidense el 6 de enero para que hicieran campaña por Biden en los estados más disputados en las próximas semanas.

 

El sargento Aquilino Gonell y el agente Danny Hodges también tienen previsto unirse a Dunn para decir a los votantes que Trump representa una amenaza para la democracia y para sus derechos fundamentales como estadounidenses.
Dunn y Gonell sufrieron heridas durante el ataque al Capitolio y desde entonces se han retirado de la Policía del Capitolio. Hodges sigue sirviendo en el Departamento de Policía Metropolitana de Washington.

 

— Kate Sullivan y Marianne Garvey de CNN 

es_ESSpanish