Precios mayoristas de EEUU aumentaron menos de lo esperado en octubre. Los servicios cayeron un 0,1%,-Primera baja desde noviembre 2020-.

El informe del Departamento de Trabajo del martes también mostró una disminución en el costo de los bienes, excluyendo alimentos y energía, lo que refleja la mejora de las cadenas de suministro y la desaceleración de la demanda por los mayores costos de endeudamiento.
Esto respalda la opinión de los economistas de que una desinflación de bienes estaba en marcha, lo que ayudó a frenar la inflación.
El reporte se conoció tras datos de la semana pasada que mostraron que los precios al consumidor subieron menos de lo esperado en octubre, empujando el aumento anual por debajo del 8% por primera vez en ocho meses.
“La mejora en los datos de inflación de octubre, si persiste, respalda la expectativa de la Fed de una reducción en el ritmo de los aumentos (de tasas) en el futuro”, dijo Rubeola Farooqi, economista jefe para Estados Unidos de High Frequency Economics en White Plains, Nueva York.
El índice de precios al productor (IPP) para la demanda final subió un 0,2% el mes pasado.
Los datos de septiembre se revisaron a la baja para mostrar que el IPP repuntó un 0,2% en lugar del 0,4% como se informó anteriormente.
Un aumento del 0,6% en el precio de los bienes explica el aumento en el IPP el mes pasado.
Los precios de los bienes subieron un 0,3% en septiembre. La gasolina avanzó un 5,7%, lo que representa el 60% del aumento de los precios de los bienes.
Los precios de los alimentos ganaron un 0,5%, impulsados por las verduras frescas y secas, así como por los huevos de gallina. Excluyendo los alimentos y la energía, los precios de los bienes bajaron un 0,1% después de permanecer sin cambios en septiembre.
En los 12 meses hasta octubre, el IPP aumentó 8,0%. Ese fue el incremento interanual más pequeño desde julio de 2021 y siguió a un avance del 8,4% en septiembre.
Los economistas encuestados por la agencia de noticias Reuters habían pronosticado que el IPP aumentaría un 0,4% y avanzaría un 8,3% interanual.
Los servicios cayeron un 0,1%, la primera baja desde noviembre de 2020, tras subir un 0,2% en septiembre. Hubo disminuciones en servicios comerciales, que miden cambios en los márgenes recibidos por mayoristas y minoristas. Los precios de los servicios de transporte y almacenamiento cedieron un 0,2 por ciento.
También se redujeron los costos de gestión de cartera, transporte de vehículos a larga distancia, venta al por menor de automóviles y venta al por mayor de equipos profesionales y comerciales.
Pero los precios de la atención hospitalaria aumentaron un 0,8 por ciento. También hubo aumentos en los precios de corretaje y negociación de valores, venta al por mayor de prendas de vestir y servicios de pasajeros de líneas aéreas.
Los servicios excluyendo comercio, transporte y almacenamiento aumentaron un 0,2 por ciento. La rotación del gasto hacia los servicios intensivos en mano de obra y un mercado laboral todavía ajustado podrían mantener elevadas las presiones sobre los precios durante un tiempo.
A inicios de este mes, la Fed decidió un cuarto aumento consecutivo de la tasa de interés de 75 puntos básicos y dijo que su lucha para reducir la inflación a su objetivo del 2% requeriría que los costos de los préstamos aumenten aún más. Sin embargo, indicó que puede estar acercándose a un punto de inflexión en lo que se ha convertido en el ciclo de aumento de tasas más rápido desde la década de 1980.
Excluyendo los componentes volátiles de alimentos, energía y servicios comerciales, los precios al productor aumentaron un 0,2% en octubre. El denominado IPP subyacente avanzó un 0,3% en septiembre. En los 12 meses hasta octubre, el índice de precios al productor subyacente aumentó un 5,4% después de incrementarse un 5,6% en septiembre.

 

(Con información de Reuters)