Por fin. Basta de «papelones». Alberto Fernández deja la Casa Rosada por última vez, de forma grosera y vergonzosa“

Por fin. Basta de «papelones». Alberto Fernández deja la Casa Rosada por última vez, de forma grosera y vergonzosa“
Lo que es, es y no puede dejar de serlo.”
Así dejó la Casa Rosada Alberto Fernández. #albertofernandez #casarosada #argentina📱
En gobierno hay un Destacamento permanente de Granaderos que cumple funciones de seguridad y de ceremonial.
Diariamente, a cargo de ese destacamento hay un oficial de servicio.
Yo cumplí esa funcion. Un año con Bignone y un año con Alfonsin.
El oficial de servicio es el que recibe todos los dias en la puerta al presidente y le dice “Buen dia señor presidente, la Casa de Gobierno sin novedad”.
También es el que cuando el presidente se retira le dice “Hasta mañana señor presidente”.
Una mera formalidad.
Esta imagen del oficial de Granaderos saludando al aire mientras el presidente se retira, ignorándolo por completo, en su despedida definitiva de la Casa de Gobierno en el último día de su mandato, me da mucha pena, mucha bronca y mucha vergüenza.
El presidente, en su último día no es capaz de despedirse de quienes durante cuatro años, le han rendido a diario los honores que le corresponden a su investidura.
El Oficial de Servicio llegó unos segundos tarde, deduzco que no le avisaron oportunamente que el presidente se retiraba.
El edecán militar, además de llevarle el portafolios servilmente al presidente, está para marcarle esos mínimos detalles de ceremonial y de EDUCACION, que hasta el presidente debería cumplir.
El presidente DEBE despedirse de quienes, por formalidad y tradición, le rinden honores diariamente.
Con su actitud demuestra, una vez más el despreció y la falta del más elemental respeto que la clase política en general, y el kirchnerismo muy en particular, con la condenada a la cabeza, sienten por las Fuerzas Armadas.
Si Perón los viera, los llenaría de puntapié en sus inútiles alentadoras.
Y todos saben que yo puedo ser cualquier cosa, menos peronista, pero estos delincuentes utilizan con tanto desparpajo el nombre de Perón, que dan asco.
Los delincuentes que lo hacen y los imbéciles que les creen.
Por suerte se van, y quiera Dios que no vuelvan nunca más.
CR (R) Jorge Tisi Baña
es_ESSpanish