PESE AL FALLO DE LA CORTE SUPREMA, EL ABORTO SIGUE SIENDO LEGAL EN DC, MARYLAND Y VIRGINIA

Con su fallo de hoy, la Corte Suprema de los Estados Unidos ha anulado la causa Roe contra Wade, lo que derriba el derecho constitucional al aborto que existe desde hace casi 50 años.
Roe es anulada en un momento en que 26 estados tienen la intención de prohibir el aborto, lo que dejará a 36 millones de personas que pueden quedar embarazadas sin acceso a atención médica en su estado de origen.
Pese a la incapacidad de la corte para defender esta libertad fundamental, el aborto sigue siendo legal en DC, Maryland y Virginia, y Planned Parenthood of Metropolitan Washington, DC está comprometida a brindar atención a todos los que acuden a nosotros en situación de necesidad.
«¡Estamos indignados! Las decisiones médicas personales sobre la salud sexual y reproductiva de las personas las deben tomar los pacientes, y únicamente los pacientes.
Los políticos y los jueces jamás deben tomar decisiones médicas personales sobre los cuerpos de otras personas», comentó la Dra. Laura Meyers, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood of Metropolitan Washington, DCLaura Meyers.
«Las personas necesitan controlar sus propios cuerpos, vidas y futuros, sin importar dónde vivan. PPMW jamás se rendirá y se mantiene inquebrantable en su compromiso de brindar acceso equitativo a la atención del aborto».
«El fallo de hoy impactará en mayor medida a las mujeres afroamericanas y morenas, a los grupos trans y no binarios, a las personas de bajos ingresos y a aquellas que viven en comunidades rurales, donde el acceso a la atención médica puede ser extremadamente difícil», comentó Meyers.
PPMW ya ha proporcionado abortos en nuestros centros de salud de los condados de DC, Prince George’s y Montgomery a pacientes que viajan a largas distancias desde áreas como Texas.
Estamos preparados para ver un mayor aumento a medida que se promulguen más prohibiciones. Como el mayor y más antiguo proveedor de servicios de salud reproductiva en la zona, recibiremos con los brazos abiertos a los pacientes y seguiremos prestando atención, sin importar lo que pase.

Planned Parenthood of Metropolitan Washington, D.C.