“Confitería Del Molino” Tras su cierre “definitivo” en 1997, el conjunto edilicio se declaró monumento nacional de Argentina, vuelve a brillar tras años de abandono

Tras su cierre “definitivo” en 1997, el conjunto edilicio se declaró monumento nacional de Argentina.
Vista de la Confitería Del Molino, el 3 de julio de 2022 en Buenos Aires, Argentina. Foto: EFE/Juan Ignacio Roncoroni                           
El 9 de julio de 1916 se inauguró en Buenos Aires la “Confitería Del Molino”, un referente de la arquitectura “art nouveau”. Hoy, tras un prolongado cierre de más de 25 años, vuelve restaurada para continuar su leyenda.
La “Confitería Del Molino” es obra del arquitecto italiano Francisco Gianotti, y debe su nombre al molino harinero situado por aquel entonces en la Plaza del Congreso, a escasos metros del local pastelero.
Por su ubicación frente a la legislatura nacional, la confitería fue denominada “tercera cámara”, ya que era el lugar donde diputados y senadores se reunían antes de las sesiones.

Entrevista  https://youtu.be/QzAVr5ajKOQ

Restauración

 

Tras su cierre “definitivo” en 1997, el conjunto edilicio se declaró monumento nacional de Argentina, en 2014 se expropió y su valoración integral comenzó en 2018.
“Se finalizó con la restauración de la confitería. Los salones principales del primer piso, la envolvente externa, la torre-cúpula y todo el conjunto de vitrales”, comenta con satisfacción la arquitecta Nazarena Aparicio.
La ley de expropiación establece que la confitería y los salones de fiesta recuperen su uso original. Por su parte, en los pisos superiores se cree un centro cultural para jóvenes artistas y un museo del sitio que cuente la historia del edificio y su valoración, explica Aparicio.
La arquitecta afirma que al comenzar con el proyecto, el estado de abandono era tal que debieron intervenir buzos tácticos para apuntalar el tercer subsuelo, totalmente inundado.
“El edificio se encontraba prácticamente en riesgo de demolición, de derrumbe. Tenía grandes patologías en los componentes principales de su estructura”, recuerda la arquitecta.