Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) afirma que el “Efecto Mundial” produjo un crecimiento en el consumo de +20%

Los datos surgen de un informe del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) en el marco de un relevamiento sobre los hábitos de los argentinos durante la celebración de la Copa del Mundo de Qatar 2022.
También afirman que los precios de los rubros estudiados registraron una suba promedio del 15 % y que hay algunos segmentos que registran una caída en el consumo, comparativamente con el mundial de Rusia 2018.
Miguel Calvete, Director Ejecutivo del organismo de estadísticas, detalló que “el relevamiento se llevó a cabo entre el 19 y el 29 de noviembre sobre un total de 186 comercios de rubros tales como artículos para el hogar, electrónica, indumentaria y artículos deportivos, cotillón, pirotecnia y fuegos artificiales y telas, así como también en autoservicios de proximidad, grandes supermercados, confiterías, bares, parrillas y restaurantes en general ubicados en todas las capitales provinciales del país”.
También “se relevaron 18 portales de venta online y 23 Centros Comerciales, entre shoppings y ferias a cielo abierto”.
El especialista aclaró que “el sondeo se efectuó sobre el volúmen de ventas y no sobre los volúmenes de facturación, para evitar falsos indicadores”.
Al respecto, el trabajo arrojó que la suba promedio ponderada entre todos los rubros trepó un 19,7 %, a nivel general.
En detalle, el relevamiento destaca que la indumentaria, encabezada por camisetas y shorts de la selección argentina (tanto originales como réplicas), junto a las pelotas oficiales del certamen encabezan la nómina, con una suba del 24,1 %.
En segundo lugar, aparecen los productos de cotillón (globos, cornetas, pinturas faciales y guirnaldas) con un incremento del 22.4 %, mientras que aparecen completando el podio los artículos para el hogar y electrónica (sillones, radios, celulares y smart tv), con un alza del 19,3 %.
En cuarto lugar se ubican las panaderías, los autoservicios de proximidad y los grandes supermercados con una suba en las ventas del 17,7 %, focalizando las ventas del rubro en snacks, facturas, bizcochos y tortas para la previa o el post partido.
En tanto, el rubro gastronómico integrado por bares, confiterías, parrillas y restaurantes se quedó con el quinto lugar, registrando un aumento en la presencia de consumidores del 15,2 %, sobre todo, entre quienes consumen para poder ver los partidos en los salones y aquellos que se juntan para los festejos (no sólo de argentina, sino también de otras comunidades residentes en el país).
En tanto, el anteúltimo puesto de la lista corresponde a la pirotecnia y fuegos artificiales, con subas promedio del 14,7 %, mientras que, finalmente, la venta de tela celeste y blanca (para la confección de banderas y otras prendas representativas) aumentó un 4,8 %.
Por otro lado, el estudio señala que, durante la fecha estudiada, se observaron aumentos de precios promedio (en todos los rubros mencionados) del 14,9 %.
Ahora bien, el trabajo destaca que se registraron subas en el consumo en todos los rubros mencionados, comparativamente con el período previo al inicio del certamen, pero, por otro lado, si se comparan los índices con los obtenidos durante el mundial de Rusia 2018, se observa que algunos rubros fueron a la baja.
Es el caso de la venta de televisores y teléfonos celulares, que registran una caída del 33,5 % con respecto a la última copa del mundo, al igual que la compra de indumentaria deportiva que cayó un 21,2 %.
También se observa una caída en los rubros de cotillón y pirotecnia, que registraron una baja promedio en las ventas del 24,2 % por la imposibilidad de reposición (debido a las restricciones en la importación) y en los bares y restaurantes, con un descenso en el consumo del 18,6 %, como consecuencia de la modalidad de trabajo híbrido y la época del año, que invita a mantener muchos más encuentros en los domicilios.
Por su parte, hubo algunos rubros que sí se incrementaron con respecto a Rusia 2018.
Es el caso de los snacks que subieron entre un 9,5 % (primeras marcas) y un 3,7 % (marcas alternativas), y de las cervezas (entre un 5 % y un 8 % dependiendo marca y calidad).
Según Calvete, la suba en el consumo, con respecto a los meses previos, se corresponde con “un efecto natural frente a la competencia futbolística más importante del mundo”, aunque también explicó que “la baja con respecto al certamen que se celebró en Rusia se debe al escenario inflacionario superlativo que viene atravesando el país y que traspasa cualquier evento”.
Finalmente, el titular de INDECOM señaló que “en este 2022, la Copa del Mundo es inédita, porque se juega en verano y hay mucha gente que trabaja desde su casa (es el primero que se celebra post pandemia), lo que produjo que haya muchas más reuniones en la previa y post partidos, alterando notablemente los hábitos de consumo”.