Hunter Biden condiciona su declaración ante comité de la Cámara de Representantes

Los representantes republicanos citaron a Hunter Biden para el 13 de diciembre y al hermano del presidente, James Biden, sobre los negocios de los Biden como parte de su investigación para llevar a juicio político al mandatario

 Hunter Biden, hijo del presidente Joe Biden.

WASHINGTON — Hunter Biden, hijo del presidente Joe Biden, mostró su disposición a declarar en diciembre ante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, tal y como anunció este martes su defensa, pero condicionó su presencia a que sea pública y no a puerta cerrada como se le pidió.

 

«Hemos visto cómo utilizan sesiones a puerta cerrada para manipular, incluso distorsionar los hechos y desinformar al público. Por lo tanto, proponemos que sea abierta», respondió por carta el abogado de Biden, Abbe Lowell, al presidente de esta comisión, el republicano James Comer.

 

Por su parte, el congresista Comer respondió a la propuesta acusando al hijo del presidente Biden de intentar «seguir sus propias reglas» en lugar de seguir las «que se exigen a todos los demás», según el comunicado publicado por la comisión en su perfil de la red social X, antes Twitter.

 

«Eso no será del agrado de los republicanos de la Cámara de Representantes», reconoció Comer, quien, no obstante, concede que Hunter tenga la oportunidad de hablar paralelamente a esta citación en un lugar público.

 

“Nuestra citación emitida legalmente a Hunter Biden requiere que se presente para una declaración el 13 de diciembre. «Esperamos una cooperación total con nuestra citación para una declaración, pero también estamos de acuerdo en que Hunter Biden debería tener la oportunidad de testificar en un lugar público en una fecha futura», dijo el Comité de Supervisión a través de un comunicado.

 

La defensa de Hunter Biden calificó de maniobras de los republicanos de vincular las actividades comerciales de su cliente con las de su padre, también les reprochó que presten «toda su atención» en la familia Biden, «mientras hacen la vista gorda» con el clan de los Trump y sus negocios.
Pero no mencionó la serie de juicios a los que se enfrenta el expresidente promovidos por la administración de Joe Biden en un intento de inhibir la participación de Trump en los comicios presidenciales de 2024.

 

Lowell ha insistido en que Hunter Biden es un ciudadano particular que nunca ha ocupado cargo público alguno, ni ha trabajado en ningún negocio familiar, a diferencia de los miembros de la familia Trump.

 

Pero Hunter Biden es señalado de utilizar el cargo de su padre para conseguir a través de un supuesto tráfico de influencias millonarios contratos con China y Ucrania de asesoría sin tener las calificaciones profesionales para ese fin.

 

Los republicanos presentes en la comisión de control de la Cámara sostienen que la familia Biden creó más de veinte empresas fantasmas –la mayoría de ellas cuando Joe Biden era vicepresidente– para ocultar una serie de pagos por parte de rivales políticos desde el extranjero.

 

FUENTE: Con información de Europa Press y Redacción DLA

es_ESSpanish