Histórico: condenan a los padres del adolescente que mató a 4 estudiantes en Michigan

James y Jennifer Crumbley
                                     James y Jennifer Crumbley deberán pagar el error de no estar pendiente de la conducta de su hijo.Crédito: Paul Sancya | AP

James y Jennifer Crumbley, los padres del adolescente que asesinó a cuatro estudiantes durante un tiroteo escolar registrado en Oxford, Michigan, en 2021, fueron sentenciados a una condena que puede ir de 10 a 15 años de prisión.

 

Ambos progenitores se convierten en los primeros en cumplir condena por el tiroteo que su hijo llevó a cabo en una escuela, una decisión inaudita.

 

En febrero pasado, se descubrió que ignoraron las súplicas de su vástago solicitando ayuda para tratar su salud mental y en lugar de ello le compraron la pistola que con la cual hace casi dos años y medio le puso fin a la vida de cuatro de sus compañeros de clase.

 

Ethan Crumbley tenía 15 años cuando abrió fuego en contra de sus compañeros de clase en Oxford High School, en noviembre de 2021.

 

Como resultado de su acción, cuatro chicos murieron y otros siete quedaron heridos.

 

Después de ser detenido por las autoridades, actualmente cumple cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.
Sin embargo, lo sorprendente del caso es que todo esto pudo haberse evitado si los progenitores de Ethan hubieran actuado a tiempo, pues existen elementos que demuestran cómo no sólo ignoraron la ayuda psicológica que les reclamaba su hijo, sino que, además —por descabellado que suene—le compraron una pistola Sig Sauer de 9 mm, esto cuatro días de ejecutar a sus compañeros.

 

Todavía más lamentable resulta el hecho de que su propia madre lo llevó a un campo de tiro para enseñarle como disparar un día después de que le fue obsequiada el arma de fuego.

 

Los profesores de Ethan alertaron a sus padres de que algo no andaba bien, pues en su tarea de matemáticas descubrieron perturbadores dibujos acompañados de la leyenda: “Los pensamientos no se detienen, ayúdame”.

 

Sin embargo, ambos dijeron estar ocupados y pasaron por alto todo esto.

 

Mientras James Crumbley cometió el error de no asegurar con una contraseña la caja fuerte donde guardaba la pistola de su hijo; su esposa Jennifer sostenía un amorío con un bombero y por ello tampoco le dedicaba tiempo a su familia.

 

Avatar de Evaristo Lara Evaristo Lara

es_ESSpanish