Florida reporta más de 50 muertos por el huracán Ian

De acuerdo con la Comisión de Forenses Médicos de Florida, se han reportado 53 decesos por Ian, el mayor número de ellos en el condado Lee, en la costa suroeste de este estado, la zona más impactada.

Huracán Ian. (Photo by Lokman Vural Elibol/Anadolu Agency via Getty Images) / Anadolu Agency

Las autoridades de Florida reportaron este sábado 53 muertes por el huracán Ian mientras que el gobernador de Carolina del Norte informó de cuatro decesos confirmados por el poderoso ciclón, que no ha dejado por el momento víctimas mortales en Carolina del Sur.

De acuerdo con la Comisión de Forenses Médicos de Florida, hasta este sábado se habían reportado 53 decesos por Ian, el mayor número de ellos en el condado Lee, en la costa suroeste de este estado, la zona más impactada y por donde el huracán tocó tierra el pasado miércoles con vientos máximos sostenidos de 240 km/h.

Por su parte, el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, informó hoy que se han registrado por el momento cuatro decesos, tres de ellos por accidentes en vehículos ocurridos el viernes a causa de las condiciones meteorológicas producidas por Ian, que ese día tocó tierra en la vecina Carolina del Sur y poco después se degradó a ciclón postropical.

En ese estado no se han reportado decesos, según dijo hoy su gobernador, Henry McMaster, quien dijo que la electricidad se ha restablecido casi en su totalidad. “Hay algo de daño, algo de angustia, hay trabajo por hacer. Pero en general, es una buena historia”, resumió McMaster.

En Florida por el contrario, la historia es muy diferente, donde este sábado, tres días después del impacto del ciclón, aún permanecen en refugios levantados por las autoridades más de 10.000 personas, según dijeron a los medios funcionarios de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) desplazados en la zona.

Agregaron que continúan realizando operaciones de rescate de personas que siguen atrapadas en sus viviendas, en especial en las islas de Sanibel y el poblado de Latchala, donde aún no hay agua potable, luz ni infraestructura básica.

Uno de los que sobrevivieron a Ian fue George Luty, residente del parque móvil Oyster Bay, en la Isla San Carlos, la cual forma parte de Fort Myers Beach.

Este hombre de 44 años relató a Efe que debió bucear para escapar de su vivienda inundada como consecuencia del aumento del nivel del mar (en partes hasta más de cuatro metros) a causa de la marejada ciclónica.

“Estuve por horas agazapado en mi porche por horas, nunca en mi vida estuve tan asustado. Realmente pensé que iba a morir”, confesó.

Según datos de la oficina del gobernador de Florida, Ron DeSantis, hasta la mañana de hoy se habían efectuado más de un millar de rescates.

En el condado Lee, donde se asientan esas comunidades y toda la zona de Fort Myers, y donde sus autoridades reportaron hoy 35 decesos, el 73 % de su población seguía sin energía eléctrica hasta este mediodía, si bien el proceso de restablecimiento se hace a pasos acelerados, como dijo DeSantis.

Ejecutivos de FPL, la principal compañía de energía de Florida, dijeron que en las primeras 48 horas tras el impacto del huracán el proceso de restauración de luz ha superado al que lograron hace cinco años, cuando el huracán Irma impactó este estado y la firma alcanzó un récord.

El gobernador de Florida dio a conocer hoy que la firma SpaceX, del magnate Elon Musk, ha puesto a disposición de este estado su red de satélites Starlink para ayudar en la conexión a internet, y que ha donado el costo asociado a esta cobertura.

Agregó que se han llevado al suroeste de Florida más de 1,6 millones de gasolina y que se han habilitado más de 1.300 millas de vías.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU. señaló que el ciclón postropical puede producir hoy hasta 100 mililitros de lluvias sobre el centro de la cordillera de los Apalaches, es decir en zonas de Tennessee, Kentucky y West Virginia, donde se pueden producir inundaciones y fuertes rachas de vientos.

Los meteorólogos estiman que Ian se podría disipar en el transcurso de esta tarde o noche, mientras se desplaza sobre el estado de Virginia.