Fiesta en Olivos, El fiscal Fernando Domínguez, aceptó que Alberto Fernández pague $1.600.000 por la violación de la cuarentena, cuando regía la plena pandemia de coronavirus.

El fiscal de San Isidro, Fernando Domínguez, que lleva adelante la causa por la fiesta en Olivos, llegó a un acuerdo en el que aceptó que Alberto Fernández pague  $ 1.600.000 por la violación de la cuarentena, cuando regía el aislamiento preventivo y obligatorio en el país, en plena pandemia de coronavirus.
En caso de que el juez Lino Marabelli homologue el acuerdo, se cerrará el expediente.
“El dictamen ya se presentó en el juzgado pero todavía no fue cargado en el sistema (Lex 100)”, expresó uno de los abogados de Alberto Fernández.
Según trascendió, se trataría de una “reparación” económica prevista en el artículo 59 inciso 6 del Código Penal.
Ahora bien, será necesaria la homologación del magistrado para que se cierre el expediente y el mandatario termine sobreseído.
Una vez que se llegue al acuerdo, el Presidente contará con un plazo de 10 días hábiles para depositar ese monto en una cuenta bancaria.