¡Evita, feliz cumpleaños!

Una de las figuras más amadas y odiadas de la historia argentina, dependiendo desde qué estrato social se la mire. La abanderada de los humildes. La única reina que vistió Christian Dior.  María Eva -Evita- Duarte nació el 7 de mayo de 1919 en Los Toldos, provincia de Buenos Aires. Fue la hija extramatrimonial de Juan Duarte, un estanciero de Chivilcoy. La quinta. Su madre fue Juana Ibarguren.

 

Nada la detuvo, jamás. A pesar de una infancia marcada por la pobreza y las dificultades, luego del fallecimiento del padre, adoptó la pasión actoral y las artes dramáticas para toda la vida. Siempre tuvo bien marcados los dotes artísticos, participaba de cualquier espectáculo escolar y radial en la ciudad de Junín que la vio crecer.
Evita a los 19 años protagonizando "La luna de miel de Inés".Evita a los 19 años protagonizando “La luna de miel de Inés”.
Se trasladó a la Buenos Aires con tan solo 15 años, en busca de oportunidades como actriz. Rápidamente se destacó tanto en la radio como en el cine, lo que le brindó popularidad y reconocimiento. Sin embargo, su vida dio un giro radical cuando conoció a Juan Domingo Perón, por entonces Secretario de Trabajo y Previsión de Argentina. Dicen las malas -o las buenas- lenguas, que los presentó Roberto Galándurante festival organizado por la colonia artística, que se proponía recaudar fondos para los damnificados por el terremoto de San Juan.

 

Evita y el General se casaron en 1945. Su papel como Primera Dama a partir de la primera presidencia de Perón en el ’46 fue fundamental para el movimiento de justicia social que luego adoptaría el nombre de peronismo. Ella se convirtió en la voz de los desposeídos, abogando por los derechos de los trabajadores, las mujeres y los más necesitados: “La Patria es el pueblo y nada puede sobreponerse al pueblo sin que corran peligro la libertad y la justicia”.

 

Evita y Juan.Evita y Juan.
“La imagen de Eva significa una forma de vida y pensamiento, un horizonte y un norte. Donde la justicia social y los derechos de los más humildes son los protagonistas. Siendo un faro para toda la militancia peronista que creemos en una Argentina soberana, libre y justa”, reflexiona Juan Navarro, dirigente del Movimiento Evita. Y hace un anclaje con la actualidad: “Desde nuestro espacio es un orgullo formar parte de la organización pero debemos pensar con autocrítica. No estuvimos a la altura de su figura, causando la coyuntura que vivimos. No peleamos como lo hizo ella”.

 

Su labor social fue especialmente destacada a través de la Fundación Eva Perón, que implementó programas de ayuda social, construcción de hospitales, escuelas y hogares para niños: “donde existe una necesidad, nace un derecho”, fue la bandera que levantó durante todos sus años de política. Un hito fundamental para la Argentina en cuestión de derechos la vivienda, mejores condiciones laborales y, claro, el sufragio femenino. Consagrado en 1947, fue un punto de no retorno en políticas de género y paridad en el país.

 

Para Luciana Migrone, directiva de la Red de Estudios sobre el Peronismo: “El hecho de que la figura de Eva esté vigente, a un siglo de su nacimiento y a pesar de sólo haber sido una figura pública durante seis años, es caer en la cuenta del gran impacto que generó”.

 

Movilización en apoyo a Evita y su iniciativa del sufragio femenino.Movilización en apoyo a Evita y su iniciativa del sufragio femenino.
Existe una polarización cuando se aborda la figura de Evita y hasta muchas veces se la simplifica. Un sector del feminismo dice que obedeció al patriarcado, desde la élite la denigraron por ser actriz, y hace unos años la simplificaron en lo simbólico con el pañuelo verde y tatuada, lo cual no la describe. Ella es un personaje mucho mas complejo, con muchas mas capas”, refuerza Migrone dentro de esta idea de vigencia y controversia que genera la figura de Evita.

 

Y continúa: “Eva es una personalidad peculiar. Primero, por su vínculo con el sindicalismo. Una gremialista del colectivo de actores de radio y también fue el nexo de transmisión entre Perón y los sindicatos. Y por el otro lado, el fenómeno del voto femenino del cual se le quiere restar la importancia a su rol, marcando que el derecho se obtuvo solo por la lucha de años anteriores de las sufragistas. Pero la creación del Partido Peronista Femenino vino de la mano de Eva, lo cual fue una innovación”.

 

Fórmula presidencial Perón-Perón.Fórmula presidencial Perón-Perón.
El pueblo reclamaba desde las calles “Evita, Evita, vicepresidenta”. La CGT puso en un comunicado oficial este pedido a Juan Domingo Perón. Sin embargo, el delicado estado de salud de Evita -sumado a presiones de la oposición y disputas puertas adentro del propio peronismo- logró que declinara de la idea. El diagnóstico de cáncer de cuello de útero que llegó para 1950 terminó con su vida 2 años más tarde, un 26 de julio.

 

Murió a los 33 años, dejando un legado imborrable en la memoria colectiva argentina y en la historia del peronismo. “Lo que todos los historiadores y biógrafos que la estudiaron coinciden es que era muy dedicada a la militancia, fundamental para entenderla. Sin ser una funcionaria burócrata cumplió un rol relevante en la historia. Fue un cúmulo de cosas, de innovación, de dedicación y sentimientos claves para la política argentina y por lo cual se vuelven tan importantes fechas como el 7 de mayo o el 26 de julio”, concluye Luciana Migrone.

 

María José Escalante

es_ESSpanish