La crisis de los bancos llegó a las divisas: el euro y la libra se hundieron frente al dólar. El índice dólar subió un 0,536% a 103,140, y el euro bajó un 0,71% a 1,0753 dólares.

El euro y la libra cayeron con fuerza frente a un dólar fortalecido el viernes, en medio del persistente nerviosismo por los bancos.

El índice dólar subió un 0,536% a 103,140, y el euro bajó un 0,71% a 1,0753 dólares.

 

«Durante muchos, muchos años, cada vez que hay problemas percibidos o reales que parecen estar profundamente arraigados, la gente recurre al dólar, y creo que eso es probablemente todo lo que hay en este momento», dijo Joseph Trevisani, analista senior de FXStreet.com.

 

La aversión al riesgo también hizo que la libra esterlina cediera un 0,53%, a 1,222 dólares, a pesar de datos que mostraron que la economía británica iba a crecer en el primer trimestre y que la confianza iba en aumento.

 

La libra había tocado un máximo de siete semanas de 1,2341 dólares el jueves en operaciones volátiles después de que el Banco de Inglaterra aumentara las tasas de interés en 25 puntos básicos al 4,25%, pero dijo que un resurgimiento sorpresivo de la inflación probablemente se desvanecería rápidamente, avivando la especulación de que terminó su ciclo de alza de tasas.

 

Los valores bancarios se vieron golpeados este mes tras las repentinas quiebras de dos prestamistas regionales estadounidenses y la venta de emergencia del asediado banco suizo Credit Suisse a su rival UBS.

 

Según Christopher Wong, estratega de monedas de OCBC, el mundo de las divisas parecía sugerir un ataque de aversión al riesgo con los proxies de refugio como el oro y el yen con un rendimiento superior y la mayoría de las otras monedas más débiles.

 

Aun así, el yen japonés sólo se apreció un 0,08% frente al dólar, situándose en 130,73 por dólar.
en_USEnglish