ESTADOS UNIDOS; Obispo insta a colegio para mujeres a reconsiderar admisión de hombres que se identifican como mujeres

La reciente decisión de un colegio católico exclusivamente femenino de permitir la matriculación de hombres que se identifican como mujeres ha encontrado oposición, incluso por parte del obispo que tiene autoridad para decidir si el colegio puede seguir identificándose como católico.

 

El Saint Mary’s College, situado en Notre Dame, Indiana, anunció la semana pasada que ha actualizado su “política no discriminatoria” y que empezará a admitir a solicitantes de licenciatura “cuyo sexo sea femenino o que vivan y se identifiquen sistemáticamente como mujeres” en otoño de 2024. Los programas de posgrado de la escuela han estado abiertos a hombres y mujeres desde 2015.

 

“La misión del Saint Mary’s College es empoderar a las mujeres, a través de la educación, en todas las etapas de la vida”, afirma la política. “Esencial para esta misión es fomentar una experiencia de campus diversa, equitativa e inclusiva. Esta misión está intrínsecamente ligada a la visión y los valores de nuestras fundadoras y patrocinadoras, las Hermanas de la Santa Cruz”.

 

En una carta del 21 de noviembre a todos los estudiantes y empleados, la presidenta de Saint Mary, Katie Conboy, dijo que el cambio en la política de admisiones cuenta con la plena bendición del consejo de administración de la institución católica.

 

“Esta confianza de nuestra Junta subraya su compromiso de que, como empleador, Saint Mary’s debe mantenerse firme en su posición de líder comunitario inclusivo y que, como educadores, debemos seguir creando un entorno en el que todas las mujeres pertenezcan y prosperen”, escribió la Sra. Conboy, reportó el periódico estudiantil The Observer. Añadió que la universidad aún está determinando las “prácticas que se derivarán de la política”.

 

El obispo Kevin Rhoades, máximo responsable de la diócesis católica que sirve a Notre Dame, dijo que no había sido consultado sobre esa decisión.

 

“Es decepcionante que yo, como obispo de la diócesis en la que se encuentra el Saint Mary’s College, no haya sido incluido o consultado sobre un asunto de importante enseñanza católica”, escribió el Sr. Rhoades en un comunicado publicado el 27 de noviembre, señalando que tiene el deber de asegurarse de que las escuelas católicas dentro de su diócesis operan en línea con las doctrinas católicas.

 

Al adoptar la nueva política de admisiones, argumentó, Saint Mary’s no sólo se apartó de “la enseñanza católica fundamental sobre la naturaleza de la mujer”, sino que también comprometió “su propia identidad como colegio católico femenino”.

 

“Llamarse a sí misma ‘universidad de mujeres’ y admitir estudiantes varones… sugiere que la universidad afirma una ideología de género que separa el sexo del género y afirma que la identidad sexual se basa en la experiencia subjetiva del individuo”, escribió el líder de la Iglesia. “Esta ideología está en desacuerdo con la enseñanza católica”.

 

Según el obispo, el deseo de la universidad de “solidarizarse amorosamente” con las personas que se identifican como transgénero es aceptable, pero eso no debe llevar a abrazar “una comprensión de la identidad sexual que no es verdadera”.

 

“Sin la verdad, la caridad degenera en sentimentalismo”, escribió, citando al difunto Papa Benedicto XVI, que se retiró en 2013 y murió el pasado diciembre. “En una cultura sin verdad (…) se abusa de la palabra ‘amor’ y se distorsiona, hasta el punto de que llega a significar lo contrario”.

 

El Sr. Rhoades no amenazó con despojar a Saint Mary’s de su estatus católico oficial. En su lugar, instó al consejo de administración a “corregir” su política de admisiones y “rechazar” las ideologías de sexo y género que “contradicen las enseñanzas autorizadas de la Iglesia Católica”.

 

El obispo también ha criticado abiertamente a la cercana Universidad de Notre Dame. En marzo, criticó la serie de conferencias sobre “justicia reproductiva” patrocinadas por la universidad, diciendo que proporcionaban “una plataforma para el activismo pro-aborto sin respuesta” que ignora explícitamente la “intrínseca igual dignidad de los no nacidos, las madres embarazadas y las familias”.

 

Los comentarios del Sr. Rhoades se producen mientras las exalumnas de Saint Mary’s que se oponen al cambio en las admisiones expresan su preocupación en las redes sociales.

 

“Absoluta complacencia”, escribió la graduada de Saint Mary’s Emily McNally en Instagram, informó The Observer. “Si SMC realmente creyera que un hombre que dice que es una mujer es una mujer, obligarían a los estudiantes de primer año entrantes a alojarse con una persona así”.

 

“Esta decisión es blasfema y un rechazo total de la Iglesia y sus enseñanzas sobre género y sexualidad”, escribió en X la exalumna de St. Mary’s Clare Ann Ath.

 

Saint Mary’s no es la primera universidad exclusivamente femenina que está experimentando un impulso para ampliar las admisiones a más personas que se identifican como transexuales.
En marzo, los estudiantes de Wellesley College, una escuela privada de artes liberales entre cuyas alumnas se encuentran Hillary Clinton y Madeleine Albright, votaron a favor de permitir la inscripción de solicitantes que se identifican como hombres transgénero.

 

El referéndum de los estudiantes no es vinculante, y la presidenta del Wellesley College, Paula Johnson, afirmó que no hay planes para revisar la política de admisiones del centro de Massachusetts.

 

“Wellesley admite a solicitantes que se identifican y viven como mujeres, incluidas estudiantes cis, trans y no binarias”, afirmó. Fuente: The Epoch Times en español

 

BILL PAN

en_USEnglish