El presidente Joe Biden y el mandatario chino Xi Jinping se reunirán en California para reducir tensiones y evitar una “guerra fría”

El presidente Joe Biden y el mandatario chino Xi Jinping se reunirán el 15 de noviembre.
                                                     Crédito: Alex Wong | Getty Images
El 15 de noviembre, el presidente Joe Biden se reunirá con el mandatario de chino Xi Jinping, en San Francisco, California, donde confirmarán que Estados Unidos y China no pretenden una relación “conflictiva”, mucho menos una “guerra fría”, sino competencia.
“Estamos en competencia con China, pero no buscamos una confrontación conflictiva ni una nueva Guerra Fría”, dijo un alto funcionario de Seguridad Nacional de la Casa Blanca sobre el encuentro. “Estamos por gestionar la competencia de forma responsable.
Llegaremos a la reunión confiados en nuestro enfoque general y nuestra posición.
En primer lugar, vamos a empezar a girar con inversiones que cambiarán las reglas del juego en la fortaleza estadounidense en casa”.
El encuentro entre Biden y Jinping es posible luego de intensas negociaciones entre los equipos diplomáticos.

 

“Vamos a esta reunión habiendo profundizado nuestras alianzas y asociaciones en el extranjero de maneras que habrían sido inimaginables hace apenas unos años”, agregó uno de los funcionarios.

 

Agregó que durante tres años, la Administración Biden logró alianza clave con Corea del Sur, Filipinas, India y Australia.

 

La base para avanzar a un encuentro bilateral entre Biden y Jinping se logró en Bali, recordó uno de los funcionarios, quien destacó que EE.UU. llega a la reunión en una posición distinta, debido al avance en varias leyes que permitieron reimpulsar inversiones.
En noviembre pasado, en el marco del G20, Biden y Jinping tuvieron una cumbre en Bali, Indonesia.
Joe Biden y Xi Jinping son viejos conocidos, como lo muestra la foto de una reunión en Beijing en 2013.     Crédito: Lintao Zhang | Getty Images
La Administración Biden se refiere a la Ley Bipartidista de Infraestructura, la Ley de Ciencias y CHIPS y a la Ley de Reducción de la Inflación, las cuales han permitido inversiones en distintos sectores, como la renovación de transporte de trenes y avanzar en la producción de semiconductores.

 

“Llegaremos a la reunión confiados en nuestro enfoque general y nuestra posición… vamos a empezar a girar con inversiones que cambiarán las reglas del juego en la fortaleza estadounidense en casa”, dijo uno de los altos funcionarios.

 

La Administración Biden reconoce en China a un competidor de alto nivel con el que no desea confrontación.

 

“Creemos que la competencia intensa requiere y exige una diplomacia intensa para gestionar las tensiones. Y para evitar que la competencia llegue al conflicto o la confrontación”, agregó el funcionario. “Esperamos que China siga presente y sea un actor importante en el escenario mundial por el resto de nuestras vidas”.
Las sombras de Ucrania e Israel

 

Los altos funcionarios de la Casa Blanca confiaron en que el encuentro entre Biden y Jinping sea positivo en distintos frentes, ya que abordarán asuntos económicos y de seguridad.

 

“Esperamos que los líderes discutan la dirección estratégica de la relación bilateral, la importancia de mantener la estrecha comunicación… esperamos que cubran una variedad de cuestiones regionales y globales, como la invasión rusa de Ucrania y el conflicto de Israel con Hamas”, reconoció uno de los funcionarios.

 

También se podrían abordar asuntos sobre derechos humanos, así como la situación en el Mar de China.
La tensión entre China y EE.UU. se intensificó con la invasión de Rusia en Ucrania, debido a la cercanía entre Jinping y el presidente ruso Vladimir Putin y una posible alianza militar.

 

A eso se abonó el temor de que China reclame Taiwán como su territorio, pero la visita de altos líderes estadounidenses a ese territorio y la venta de armas por parte de EE.UU. ha complicado la relación todavía más.
en_USEnglish