Defensa de Trump pide retrasar 30 días el pago de su multa de 355 millones de dólares

Recientemente se dio a conocer que tras la resolución de una corte en Nueva York que obliga a Donald Trump a pagar 355 millones por el caso de fraude hipotecario, el expresidente tiene el recurso de apelación, pero antes, debe saldar la multa
Defensa de Trump pide retrasar 30 días el pago de su multa de 355 millones de dólares
                                              El exmandatario ya había confirmado que apelará la decisión judicial y confió en que tendrá éxito.

Crédito: JIM LO SCALZO | EFE

La defensa del expresidente de Estados Unidos Donald Trump solicitó a un juez de Nueva York retrasar el pago de los 355 millones de dólares que el republicano debe abonar por su papel en varios casos de fraude en su empresa familiar.
Los abogados del exmandatario pidieron al magistrado Arthur Engoron, que la pasada semana dictó la sentencia contra Trump, postergar durante 30 días la aplicación del veredicto, que ya de por sí da un mes de plazo al republicano para pagar la multa, según puede leerse en un documento judicial.
La fiscal general de Nueva York, Letitia James, que presentó la demanda civil contra Trump, sus dos hijos mayores y dos exdirectivos de la Organización Trump por inflar cifras de activos para lograr ventajas con aseguradoras y bancos, ha amenazado con confiscar sus bienes si el expresidente no abona el dinero.
Algunos medios estadounidenses han especulado durante los últimos días con que el empresario tal vez se vea obligado a vender algunas de sus propiedades para pagar la multa.
Trump ya ha avisado de que apelará la decisión de la Justicia, que califica de fraude.
Además de la multa, el ex mandatario no podrá operar ningún negocio en Nueva York durante los próximos tres años.
La Fiscalía llegó a buscar un veto de por vida en el sector inmobiliario del estado.

 

Tras darse a conocer el fallo la semana pasada, el expresidente reaccionó a la sentencia que le condena a pagar multas por valor de 355 millones de dólares, calificándola de “ilegal y antiamericana”, además de “un absoluto FRAUDE”, y confirmó que apelará la decisión judicial.

 

En su red social, Truth Social, Trump sostuvo su ya conocida acusación de que “el sistema de Justicia del estado de Nueva York, y de todo Estados Unidos, está bajo asalto de jueces partidistas, engañados y sesgados”, ya que “los radicales hacen todo lo que pueden” por expulsarlo.

 

Luego, en una breve comparecencia ante los periodistas apostados frente a Mar-a-Lago, su residencia en el sur de Florida, el exmandatario confirmó que apelará la decisión judicial y confió en que tendrá éxito.

 

En Palm Beach reiteró la acusación que lanzó en su red social contra la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, a la que tilda de “corrupta y racista, obsesionada durante años con ‘atrapar a Trump’”, y afirma que ella utilizó al juez Arthur Engoron para montar un proceso “contra mí, mi familia y mis tremendos negocios”.
Trump, que construyó su emporio desde de la ciudad de Nueva York, recuerda la deuda que la Gran Manzana tiene con él: “Ayudé a Nueva York en la peor de sus épocas, y ahora, cuando la invaden violentas bandas de inmigrantes de Biden, los radicales hacen lo que pueden por expulsarme”.

 

Además, señaló incluso que sus negocios han aportado a Nueva York 300 millones de dólares en impuestos.
Enumera a continuación en Truth Social los fallos que según él tuvo el proceso, como que “no hubo víctimas, ni daños, ni denuncias”, además de que no se permitió que hubiera jurado ni que el caso fuera juzgado por un mero tribunal comercial.

 

El político republicano, favorito absoluto de su partido para la candidatura presidencial en los comicios de noviembre, augura además que el juez Engoron, que firmó la sentencia, “ya ha sido contradicho cuatro veces en este caso, y volverá a serlo” y, como suele ser costumbre en los últimos tiempos, califica lo sucedido de “INJERENCIA ELECTORAL”.
en_USEnglish