Chile: Presidente Gabriel Boric cuestionó a Alberto Fernández:“Yo respeto las instituciones,espero lo mismo de mis colegas”

Gabriel Boric y Alberto Fernández durante la reciente cumbre de la CELAC en Buenos Aires (Foto: AFP)
                     Gabriel Boric y Alberto Fernández durante la reciente cumbre de la CELAC en Buenos Aires (Foto: AFP)

Gabriel Boric le respondió a Alberto Fernández después que el presidente argentino abrió un nuevo frente diplomático bilateral tras cuestionar a la justicia chilena. “Yo respeto las instituciones, espero lo mismo de mis colegas”, afirmó.

El mandatario trasandino se refirió así a la carta que su par argentino firmó como integrante del Grupo de Puebla con duros cuestionamientos a la justicia del país vecino.

 

Después que dos ministros de su gabinete juzgaran de improcedente” la posición adoptada por el presidente argentino, Boric señaló: “Entiendo que mi ministro de Justicia ya se refirió al tema, pero no voy a escalar en polémicas cuando las urgencias están en otra parte, en particular acá en el territorio”, dijo.

 

Boric habló poco después que su canciller Antonia Urrejola y el ministro de Justicia, Luis Cordero, salieron al cruce y juzgaron como improcedentes e impropios los cuestionamientos de Fernández.
Gabriel Boric le respondió a Alberto Fernández (Foto: AFP)
                                                 Gabriel Boric Presidente de Chile (Foto: AFP)
La carta del Grupo de Pueblo, un foro político y académico que reúne a representantes de la izquierda latinoamericana, cuestionó con dureza a la Justicia chilena por el caso de presunta corrupción política de la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), que se remonta a 2014 e involucra al dirigente de centroizquierda Marco Enriquez Omimami.

 

En la misiva, firmada por otros 28 dirigentes iberoamericanos, además de Alberto Fernández, se denunció una supuesta maniobra de jueces y abogados cercanos al expresidente Sebastián Piñera para aplazar el juicio y perjudicar supuestamente al excandidato presidencial chileno.

 

En declaraciones difundidas por la radio local Biobío, el ministro Cordero afirmó que no se “atrevería a opinar sobre el desempeño de los jueces de la Justicia argentina”.

 

“Yo logro entender cartas de ese tipo como apoyos políticos, pero del punto de vista institucional, me parece improcedente e impropio el contenido”, afirmó.

 

Pero no se detuvo. “Me parece que desconoce cuestiones elementales del funcionamiento del sistema de enjuiciamiento criminal en Chile y, por lo tanto, el Ejecutivo no solo respeta, sino que promueve y ampara la independencia judicial y la autonomía del Ministerio Público”, afirmó.
Alberto Fernández y Gabriel Boric se reunieron en la cumbre de la CELAC celebrada en enero en Buenos Aires (Foto: Reuters)
Alberto Fernández y Gabriel Boric se reunieron en la cumbre de la CELAC celebrada en enero en Buenos Aires (Foto:REUTERS
Esta es la segunda polémica entre el Gobierno chileno y el argentino en el último mes después de la filtración durante la última cumbre de la CELAC de un controvertido audio que implicaba a la Cancillería chilena y a la Embajada de Argentina en Chile y al que los mandatarios de ambos países restaron importancia.

 

En el audio, la canciller chilena, Antonia Urrejola, lanzó fuertes cuestionamientos contra el embajador argentino en Santiago, Rafael Bielsa, tras sus críticas a la decisión del gobierno de Boric de suspender el proyecto minero “Dominga”.

 

La canciller Urrejola se sumó a los cuestionamientos. “Lo primero que hice fue conversar con el embajador Bielsa sobre este tema y también hablar con el ministro de Justicia”.

 

“Las declaraciones de esa carta son absolutamente improcedentes. El Gobierno no solo respeta, sino que protege la autonomía del Poder Judicial y del Ministerio Público y nos parece que son impropias las declaraciones que están en esa carta”, advirtió.
La canciller chilena, Antonia Urrejola Noguera  (Foto: REUTERS/Rodrigo Garrido)
                                     La canciller chilena, Antonia Urrejola Noguera (Foto: REUTERS/Rodrigo Garrido)

 

Sin embargo, Urrejola desestimó que la situación afecte las relaciones con Argentina. “Estas son situaciones puntuales, sin desconocer que son absolutamente improcedentes las declaraciones que están en esa carta. Pero eso no afecta la relación bilateral con Argentina, que está muy robusta y que tenemos un conjunto de temas que vamos a seguir trabajando”, indicó.

 

El Grupo de Puebla criticó a la Justicia de Chile por el nuevo aplazamiento del juicio oral por el caso SQM, que entre otros, tiene como imputado a Enríquez-Ominami.

 

En la carta, también firmada por el expresidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el grupo denuncia que “desde 2015, Marco Enríquez-Ominami viene siendo acusado por fiscales ligados directamente al expresidente de derecha Sebastián Piñera”.

“Durante estos 8 años, Marco ha negado estas acusaciones y ha pedido concurrir a un juicio justo, con jueces imparciales, donde pueda demostrar la falsedad de las acusaciones. Sin embargo, fiscales con dedicación exclusiva, y con gran apoyo mediático y financiero, han ido dilatando el juicio”, criticaron.

 

Entre los firmantes estuvieron además los expresidentes Ernesto Samper, de Colombia; Rafael Correa, de Ecuador; Martín Torrijos, de Panamá y Evo Morales, de Bolivia.

 

El escándalo SQM estalló en 2015, durante el segundo Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, e investiga una presunta financiación ilegal de candidatos y partidos políticos con pagos procedentes de la empresa Sociedad Química y Minera de Chile a personas relacionadas con estos por servicios nunca prestados.

en_USEnglish