El plan energético de Massa en Houston: Promesas, reclamos y anuncios

Aunque la gira sigue, el ministro Sergio Massa ya aseguró inversiones y reforzó promesas a la minería, energía y otras industrias.

Ante unos 40 empresarios y expertos del sector, Massa anticipó la extensión del Plan Gas 4 y el nuevo Plan Gas 5. Afirmó la intención de blindar las inversiones para el GNL, luego del acuerdo con Petronas para una planta con YPF y reforzó su plan de «seguridad energética» con reglas claras y el impulso del Gasoducto Néstor Kirchner.

En diciembre de 2020, el Gobierno nacional puso en marcha el Plan Gas Ar, una iniciativa que tiene como objetivo contractualizar la producción de gas con una base de 70 millones de metros cúbicos diarios para asegurar el abastecimiento de la demanda prioritaria, así como sustituir parte de las importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) y de combustibles líquidos, con la consecuente ahorro fiscal.

El ministro también se refirió «a lo que representa el sector energético y cuáles son los cambios que Argentina tiene que encarar para que cada uno de los actores económicos se sienta protagonista, y puedan sentir que ese principio de estabilidad y de reglas claras se va a cumplir».

«Estamos hablando de un sector en términos de representar el horizonte de producto, puede representar una duplicación de producto en 7 años, similar a los que presenta el sector agrobusiness hoy en el Producto Bruto de la Argentina»

En su paso por Houston lanzó una convocatoria a las empresas para participar en el tratamiento de una ley en el Congreso, que sería enviada la primera semana de octubre al parlamento, como una forma de garantizar «la construcción de políticas de Estado que les permita planificar a largo plazo», y que trascendería los futuros recambios de gobierno.

Confirmó que se presentará un esquema de beneficios complementario al Decreto 277 que garantiza a las petroleras que incrementen su producción el acceso a los dólares. Este esquema reactiva un mecanismo de promoción pensado por la ex presidenta Cristina Kirchner para el desarrollo inicial de Vaca Muerta.

 Massa sostuvo que “Argentina no necesita una planta de GNL, necesita varias”, y anticipó que a comienzos del mes de octubre se tratará en el Congreso un “nuevo marco normativo para el GNL y el hidrógeno”, con la salvedad de que estos marcos incluirán, en parte, la libre disponibilidad de divisas.

Massa habló de «certidumbre y planificación en el largo plazo» para que se pueda definir un programa de inversiones que logre triplicar la capacidad de exportación actual. Asimismo, se refirió a los incentivos que obtendrían las empresas sobre la participación incremental que logren tanto en la producción como en las exportaciones.

Los empresarios presentes valoraron los anuncios y la intención de que la «transición política se aísle de las cuestiones coyunturales independiente de un gobierno particular», alentado por el anuncio de un nuevo marco normativo para el sector.

El titular del Palacio de Hacienda mantuvo en Houston una reunión de trabajo con integrantes de la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (Ceope) encabezados por Tomas Hesse, y directivos de empresas globales como Schlumberger, Halliburton, Baker Hughes, Exterran, Weatherford, Superior Energy Services y Helmerich & Payne.

Durante la reunión se analizó la importancia de este grupo que complementa la cadena de valor con el objetivo de poder incrementar la producción que el país necesita, para lo cual Massa presentó el contenido del denominado Canal Verde Vaca Muerta, que va a permitir acelerar el proceso de importación de equipos, maquinaria e infraestructura, para lo cual la Aduana encabezará un trabajo articulado que reduzca los trámites burocráticos.