EE.UU= Departamento de Justicia apela fallo sobre documentos confiscados a Trump

Los fiscales alegan que ninguno de los archivos pertenecen al expresidente porque son propiedad del Gobierno

— El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, por sus siglas en inglés) apelará la decisión de una jueza federal para que una tercera parte neutral (special master) examine la documentación incautada por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Mar-a-Lago, la residencia en Florida de Donald Trump, el pasado mes de agosto.

Este jueves, los fiscales interpusieron un aviso de apelación ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en el Distrito Sur de Florida y solicitaron suspender una orden del tribunal que no les permite utilizar el material confidencial hallado en la propiedad del expresidente, alegando que esta medida perjudica tanto al gobierno como al público.

Aileen Cannon, jueza de distrito de EE.UU., concedió este lunes la petición de Trump de un denominado un special master para examinar los documentos confiscados el día 8 del pasado mes de agosto. Asimismo, prohibió provisionalmente que el gobierno utilice este material para avanzar su investigación penal sobre la manipulación de documentos confidenciales por parte del expresidente.

En este sentido, el gobierno indicó que solo pretende paralizar la orden de la jueza en lo que concierne a los archivos clasificados que fueron confiscados por los agentes el mes pasado. “Los expedientes clasificados, un grupo de algo más de 100 documentos, están separados del resto de los expedientes confiscados y se conservan de forma separada”, señaló el DOJ en la solicitud.

El Departamento de Justicia también solicitó aprobación de emergencia para continuar usando documentos con marcas de clasificación como parte de su investigación criminal en curso.

No poder usar esos documentos “causará los daños más inmediatos y graves al gobierno y al público”, dijo el Departamento en una presentación separada.

La orden de Cannon ha supuesto que las agencias de inteligencia de Estados Unidos hayan tenido que detener una evaluación de los posibles riesgos para la seguridad nacional de mantener los documentos en el complejo de Trump, que no es una instalación segura para material clasificado, según el Departamento.

“La incertidumbre con respecto a los límites de la orden del tribunal y sus implicaciones para las actividades del FBI ha provocado que la comunidad de inteligencia, en consulta con el Departamento de Justicia, detenga temporalmente este trabajo de importancia crítica”, escribió el Departamento.

Los abogados del Departamento de Justicia y Trump debían presentar sus candidatos a special master el viernes. Si no pueden ponerse de acuerdo, la jueza elegirá a alguien.

Cannon había dicho que el gobierno podría continuar accediendo a los documentos, muchos de ellos con las marcas de clasificación más altas del país, con el propósito limitado de realizar una revisión de seguridad nacional que ya está en marcha.

Cannon dictaminó que el special master podía revisar el material incautado tanto en lo que respecta al privilegio abogado-cliente como al privilegio ejecutivo. El Departamento de Justicia argumentó que un ex presidente no puede hacer valer el privilegio ejecutivo contra la administración del presidente en ejercicio, pero la jueza dijo que la Corte Suprema no había solucionado ese asunto.

Alina Habba, una de las abogadas de Trump, no respondió de inmediato a un mensaje en busca de comentarios

Por Chris Strohm