Donald Trump señala que el FBI registró su casa de Florida.

El expresidente de Estados Unidos afirmó este lunes, a través de un comunicado, que «un grupo grande» de agentes de la Oficina Federal de Investigación (FBI), ingresó a su mansión de Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida.
De acuerdo con The New York Times y medios internacionales, el allanamiento fue parte de una investigación que busca documentos presidenciales oficiales de la Casa Blanca.

Trump, quien es investigado por un Comité de la Cámara de Representantes por su papel en el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, dijo que “son tiempos oscuros para nuestra hermosa nación, pues mi hermoso hogar, Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida, está en estos momentos bajo asedio, irrumpida y ocupada por un gran número de agentes del FBI. Nada como esto le ha sucedido antes a un presidente de Estados Unidos”.

Después de trabajar y cooperar con las agencias gubernamentales pertinentes, esta incursión no anunciada en mi casa no era necesaria ni apropiada”, dijo Trump en un comunicado.

Las circunstancias de la búsqueda no quedaron claras de inmediato, aunque el Departamento de Justicia ha estado investigando activamente el descubrimiento de información clasificada en cajas de registros que fueron llevadas a la residencia de Trump en Florida después de que dejó la Casa Blanca.

La acción marca una escalada dramática en el escrutinio policial de Trump y se produce cuando él ha estado sentando las bases para hacer otra candidatura a la presidencia.

De acuerdo a la agencia AP, la portavoz del Departamento de Justicia, Dena Iverson, se negó a comentar sobre la búsqueda, incluso si el fiscal general Merrick Garland había autorizado personalmente la búsqueda.

En tanto, trascendió que el descubrimiento de información clasificada en Mar-a-Lago fue remitido al Departamento de Justicia por la Administración Nacional de Archivos y Registros, que dijo que había encontrado material clasificado en 15 cajas en la residencia.

La ley federal prohíbe el traslado de documentos clasificados a lugares no autorizados, aunque es posible que Trump intente argumentar que, como presidente, él era la máxima autoridad de desclasificación.

Este cateo se da a la par de una investigación paralela relacionada con los esfuerzos de Trump y sus aliados para deshacer los resultados de las elecciones presidenciales de 2020 y los disturbios del 6 de enero de 2021 en el Capitolio de EE.UU. también se ha intensificado en Washington.