Diego y su abuelo mandaron un dibujo y una foto al Papa, y Francisco les respondió con un mensaje inolvidable.

Diego y su abuelo en la foto que mandaron al Papa, y la carta que Francisco les respondió.

Dolors Massot – publicado el 20/05/22

¿El Papa responde si le escribes? Diego (7 años) le quiso enviar un dibujo. Su padre, José Calderero, le añadió unas letras y la foto de Diego con su abuelo. No esperaban una respuesta como la que llegó a los pocos días
El papa Francisco ha escrito una carta a un niño español de 7 años. Este regalo en el buzón era la respuesta al pequeño Diego, que le había enviado días antes un dibujo coloreado por él en el que se veía la imagen de Jesús Resucitado.
El mensaje de la carta, además de ser una sorpresa ya en sí misma, es todo un tesoro de contenido: habla de fútbol, de los abuelos, de la familia…
¿A qué se debe la respuesta del Papa?
El padre de Diego, el periodista José Calderero, fue quien tuvo la idea de escribir al Santo Padre.
«Trabajo en el semanario digital Alfa y Omega en Madrid -explica José-.
El director y la subdirectora estaban invitados a la presentación de un libro de la editorial Claret en Roma, e iban a ver al Papa.
Pensé que sería una oportunidad de oro para enviarle un mensaje de mi familia.«
POPE AUDIENCE
«Así que le dije a Diego, el mayor de mis tres hijos: ‘¿por qué no le haces un dibujo al Papa y yo se lo hago llegar?‘.
El niño copió un dibujo de Jesús Resucitado de uno de sus libros de pinta y colorea, y me lo dio.
‘Explícale algo al Papa, ponle unas líneas’ pero Diego ya estaba jugando con el balón».
Así que el papá decidió añadirle una carta y una foto: la escogida fue una de Diego con su abuelo.
La foto que José mandó: son Diego y su abuelo materno, Diego. Gentileza José Calderero

«El abuelo es muy futbolero»
«Le quería agradecer al Papa Francisco las palabras que dedica últimamente en las audiencias de los miércoles a la relación entre los abuelos y los nietos. Le expliqué que uno de los abuelos de Diego vive en Asturias, a más de 400 kilómetros. Es muy futbolero, como el Papa.»
«Mi suegro es capaz de educar a Diego de una manera maravillosa y distinta a nosotros, sus padres.»
«Cuando se ve con sus nietos, le expliqué al Papa la maravillosa conexión que veo entre Diego y el abueloMi suegro es capaz de educarlo de una manera maravillosa y distinta a nosotros, sus padres. Mientras juegan, charlan, se ríen y van hablando de la vida. Mi suegro no le va mandando lo que debe hacer, sino que le habla de las cosas de la vida de forma natural. Es admirable cómo lo hace y eso se lo transmití al Papa«.
Esta fue la respuesta del Papa Francisco a Diego:
«Gracias por el dibujo que me enviaste y los saludos que me transmitiste a través de tu papá. Me puso muy contento saber que cada vez que te encontrás con tu abuelo disfrutás mucho de jugar con él al fútbol. Imagino que entre los dos pasarán muy buenos momentos.»

LETTERLa carta que el papa Francisco ha enviado a Diego.

©VaticanNews_Papa_Mensaje_Chile_Peru
Respecto al fútbol, José le explicó en tono de humor al Papa que el abuelo es muy del FC Barcelona y que le inculcó al nieto esa afición.
«¡Pero nosotros vivimos en Valdebebas, donde está la Ciudad Deportiva del Real Madrid! Así que hubo que controlar esa intención del abuelo», bromea.
«Gracias por rezar por mí», prosigue el papa en su carta. «Yo rezaré por vos y por toda tu familia.»

Un mensaje para un amiguito de Diego

El mensaje del Papa no acaba aquí: José le había explicado que Diego tiene un amigo que se llama Mateo y tiene 10 años. El papá de Mateo murió hace dos años y su mamá tiene un cáncer de mama. «Diego y Mateo son muy amigos, porque además somos vecinos en Valdebebas.»

Ayer operaban a la mamá de Mateo y José pidió al Papa que orara por ella.

El Papa decía en la carta:

«Rezo también por Mateo: estoy seguro que su papá, desde el cielo, le pedirá a Jesús por la salud de su mamá Raquel. Yo también rezaré por ella.

Y se despedía con cariño:

«Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa Te cuide. Fraternalmente, Francisco.»

«Llevamos tiempo rezando por Raquel (la mamá de Mateo)», dice José.

La operación, gracias a Dios, fue bien.

Son muchas las cosas que José quiere agradecer al Papa Francisco en su labor por apoyar a la familia y en especial a los abuelos. «Él nos recuerda que los ancianos no son material de descarte. Impulsa el diálogo entre generaciones. Me gusta mucho cuando dijo que ‘cuando los abuelos comunican sus sueños, los jóvenes dejan de mirar el smartphone’, porque lo de los jóvenes pegados a a la pantalla es una realidad y veo cómo ayudan los abuelos».

¿Qué vais a hacer con la carta, José? «Le he dicho a mi mujer que la tenemos que enmarcar», sonríe.

Diego Calderero

Dolors Massot – publicado el 20/05/22