Crece la cantidad de mujeres que llegan a Florida en búsqueda de un aborto a pesar de la prohibición