Cae el EURO por debajo del dólar por primera vez en 20 años

Las grandes fechas del euro, que cayó brevemente por debajo del dólar
Gráfico de caída del euro. 
Estas son las grandes fechas del euro, que el miércoles pasó por debajo del dólar por primera vez en 20 años, lastrado por las tensiones sobre la energía en Europa y el vigor del billete verde.
El euro, la moneda oficial en 19 países de la Unión Europea (340 millones de habitantes en total), vuelve a su valor de finales de 2002, año de su entrada en circulación.
El camino del Euro desde 1999 hasta 2022
  • El 31 de diciembre de 1998, la víspera del lanzamiento del euro, previsto por el tratado de Maastricht, se anunciaron en Bruselas las tasas de conversión definitivas: 166.386 pesetas; 1.95583 marcos; 6.55957 francos o 1,936.27 liras por un euro. El tipo de cambio indicativo frente al billete verde era de 1.1668 dólares, pero tras el primer día de cotización, el 4 de enero, subió a 1.1837 dólares.
    1999
  • La fortaleza de la moneda única europea no duró. La economía estadounidense estaba en pleno auge y el euro cayó por debajo del umbral de un dólar en enero de 2000, y se hundió hasta un mínimo histórico de 0.8230 dólares a finales de octubre.
    2000
  • El euro empezó a ser utilizado el 1 de enero por los ciudadanos de once países. Es el inicio de un periodo de doble circulación, con una retirada progresiva de las divisas nacionales hasta el 1 de marzo de 2002. Las perspectivas económicas de la zona del euro y de Estados Unidos convergen, y el euro ronda la paridad con el dólar.
    2002
  • El 15 de julio de 2008, el euro se disparó a 1.6038 dólares, su máximo histórico, frente a un dólar hundido por la crisis de las «subprime». La zona euro entró en noviembre en una recesión que duró un año.
    2007-2008
  • En 2010, la UE se enfrentó a la crisis de la deuda. En mayo, la zona euro y el FMI rescataron a Grecia con 110,000 millones de euros de ayudas, en contrapartida a un severo plan de austeridad. En junio, el euro cayó por debajo de 1.20 dólares. El 25 de julio de 2012, el tipo de interés a largo plazo español se disparó por encima del 7.6%, lo que hizo temer que la zona euro estalle. El 26, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, declaró que la institución está «dispuesta a hacer todo lo necesario para preservar el euro», tranquilizando a los mercados.
    2010
  • Aunque el programa de Draghi tranquilizó a los inversionistas, la zona euro tuvo dificultades para volver a un crecimiento sólido y el BCE mantuvo una política ultraflexible. La economía europea luchaba por recuperarse y la inflación seguía siendo baja, pero el BCE celebró la caída del euro, que favorecía a las empresas exportadoras. En 2014, el euro cayó por debajo de 1.2 dólares. En 2015, una nueva ronda de flexibilización monetaria hizo que el euro bajara a 1.05 dólares en marzo.
    2014-2015
  • En 2016, varios acontecimientos políticos preocuparon a los mercados. La votación a favor del Brexit y la elección de Donald Trump a la Casa Blanca empujó a los operadores hacia el dólar, un valor refugio. En enero de 2017 el euro se acercó a la paridad con el billete verde, a 1.0341 dólares. Ese año, la elección de Emmanuel Macron a la presidencia de Francia tranquilizó en cierta medida a los mercados sobre el futuro de la zona euro. En febrero de 2018 la moneda única subió a 1.2555 dólares.
    2016-2017
  • Inicialmente, la pandemia de covid-19 empujó a la Reserva Federal y al gobierno de Estados Unidos a apoyar la economía estadounidense a toda costa, e hizo que el dólar bajara. Pero la Fed comenzó a dar señales en 2021 de un endurecimiento de la política monetaria. Comenzó a subir los tipos en 2022, cuando en Europa la guerra de Ucrania impide que el BCE actúe con tanta rapidez para contrarrestar la inflación. La pareja euro-dólar volvió a coquetear con la paridad a inicios de julio, cuando la escasez de suministro de gas en Europa preocupaba y este miércoles el euro pasó debajo del dólar a raíz de una inflación que se acelera en Estados Unidos, que abre la puerta a una política monetaria contractiva de la Reserva Federal.
    2021-2022  (SHUTTERSTOCK)