ARGENTINA: En un video, el Comisario Carbone, jefe de la custodia de Cristina Kirchner, reconoce junto a José Luis Gioja “la plata que robamos con este”

 

En la marcha de apoyo a Cristina Kirchner, el comisario Carbone se encuentra con José Luis Gioja, ex gobernador de San Juan y ex Pte del PJ y otros amigos, a quien el estrechísimo custodio de Cristina Kirchner les cuenta jocosamente;” Sabes la a que hemos chorreado con este”.

 

Barrio privado y dólares: 3.361% aumentaron sus bienes desde 2011

Diego Carbone sigue a la vice a todos lados. Viajó a Brasil, compitió y venció en full contact.

Barrio privado y dólares: 3.361% aumentaron sus bienes desde 2011

“El dolor es temporáneo, la gloria por siempre” es la frase tatuada en italiano que Diego Carbone, el histórico jefe de la custodia de Cristina Kirchner, lleva en su espalda.

Comisario retirado de la Policía Federal, ex custodio de Néstor Kirchner, Carbone es uno de los pocos que sigue a sol y a sombra a la expresidenta: siempre está a su lado.

Acompañó a Cristina en sus viajes por Cuba, antes de asumir la vicepresidencia, en momentos en que su hija Florencia Kirchner había sido internada por serios problemas de salud.

En seis años -de 2011 a 2017- como funcionario público, el comisario tuvo un incremento patrimonial del 700%, según las declaraciones juradas presentadas ante la Oficina Corrupción: pasó de informar $363.888 en bienes a $2.906.572, tal como publicara el sitio Border Periodismo.

Ya en 2019 la suma cotizada trepó a $ 6.615.878.

En su última declaración jurada, correspondiente a 2020, tuvo un salto mucho más importante: presentó bienes por $12.596.062.

En el último año informado por ley su patrimonio se duplicó.

Y en total, desde 2011 al 2020, sus bienes registraron un aumento de valor por 3.361%.

De acuerdo a su última declaración jurada, mantiene una casa de 1.072 metros cuadrados en “El Encuentro”, un barrio privado ubicado en Benavídez .

El country cuenta con laguna, más de 4.000 árboles, plazas y un sector social y deportivo, con canchas de tenis y fútbol.

Además, supo contar con una participación del 50% en la fábrica metalúrgica Propulsider SRL.
Creó esa empresa en 2014, con socios vinculados a su pareja, Mariana Núñez.
En septiembre de 2020 renunció al directorio de la firma que explota una fábrica en la Ciudad de Buenos Aires.

De hecho, en su última presentación ante la Oficina Anticorrupción, Carbone aclaró que su participación en la firma fue dada de “baja” y la tasó en 0 pesos.

No obstante, el año 2020 también fue fructífero para su capitalización en dólares: pasó de declarar US$ 69.400 en efectivo y US$ 2.972 en una caja de ahorro a terminar el año con US$ 90.335 cash y US$ 350 bancarizados.

También tiene tres cuentas en pesos.

No detalló si recibió premios por sus logros deportivos.

En su momento, su expareja también había logrado expandir sus negocios, con una firma de explotación turística en Sierra de la Ventana que, al no estar obligado por las normativas vigentes, Carbone no detalló en su declaración patrimonial.