Antonio Calatayud : UCRANIA Y LOS MERCADERES DE LA GUERRA.

Más allá de las ambiciones geopolíticas rusas y europeas, la «guerrita» de Ucrania y el martirologio de ese pobre pueblo no ha terminado en un rápido tratado de paz porque a los intereses creados de lo que llamó en su día Einsenhower «el complejo militar- industrial» aún no le conviene.

 

Los poderosos políticos que están comprometidos y vendidos a las industrias que viven de la guerra y sus no menos influyentes cabilderos en Washington y Bruselas jamás permitirían la terminación de una guerra que está dando tan millonarias utilidades.
Todo el resto, los golpes de pecho y las declaraciones encendidas que se hacen, son solo humo y neblina para que no se sepa esa terrible verdad y esa enorme conspiración de que todos somos víctimas.
A los mercaderes de la guerra y a sus políticos amaestrados poco les interesa el insoportable precio de la gasolina ni el aumento insostenible del costo de todos los productos de consumo básico.
Tampoco los riesgos, a nivel mundial, de que el conflicto se les vaya de las manos y haya una hecatombe atómica .
A ellos, lo que les importa es el cash.