Cancilleres de América condenan la ruptura democrática en Venezuela

America Latina
Typography

Los cancilleres y representantes de 12 países de América condenaron el quiebre de la democracia en Venezuela y desconocieron a la Asamblea Constituyente impulsada por el presidente venezolano Nicolás Maduro. El mandatario propuso por su parte un "diálogo regional" durante una reunión de cancilleres del ALBA.

Los diplomáticos expresaron "su condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela" y "su decisión de no reconocer a la Asamblea Constituyente" electa el 30 de julio, ni los actos que emanen de ella por su "carácter ilegítimo".

En la reunión participaron delegados de 17 países. El documento fue firmado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

“Uruguay y cuatro países caribeños no firmaron la declaración”, informó nuestro corresponsal en Lima, Carlos Noriega. “Los 12 gobiernos que firmaron esta declaración decidieron constituirse en un grupo permanente para dar seguimiento a la situación venezolana e hicieron un llamado a una negociación de buena fe que tenga el consenso de ambas partes.”

Los firmantes también resaltaron "su pleno respaldo y solidaridad con la Asamblea Nacional" (Parlamento), de mayoría opositora, "democráticamente electa".

 
 

En el documento, suscrito tras siete horas de reunión en la capital peruana, expresaron también "su condena a la violencia sistemática a los derechos humanos y las libertades fundamentales, a la violencia, la represión y la persecución política, a la existencia de presos políticos y la falta de elecciones libres".

Por su parte el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso un "diálogo regional" con los países que firmaron el documento.

"La derecha continental rompió las reglas de juego y la convivencia. Yo creo que hace falta un diálogo regional y propongo al ALBA (...) que iniciemos un diálogo por el respeto de Venezuela", expresó el gobernante, enfrentado a protestas opositoras que dejan más de 120 muertos en cuatro meses.

Maduro hizo el planteamiento en Caracas durante una reunión de cancilleres del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de América), grupo de gobiernos aliados del mandatario entre los que figuran Cuba, Bolivia, Nicaragua y Ecuador.

"Que se inicie un diálogo con México, Colombia, Argentina, no sé si Brasil porque allí no hay gobierno legítimo, Chile, Paraguay, con un punto único: restituir las normas de respeto al derecho internacional", agregó Maduro.

La Asamblea Constituyente, un "suprapoder", legislará hasta por dos años --más allá de la culminación del mandato de Nicolás Maduro-- para reescribir la Carta Magna de 1999 y al mismo tiempo tomar decisiones de efecto inmediato.

Para la oposición, que no participó en la conformación y elección de los miembros de la Constituyente, esta entidad permitirá que Maduro se perpetúe en el gobierno.

Con agencias

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.