Noticias en Ciencia

El agua que bebemos lleva fibras de plástico: es el resultado de un estudio científico coordinado desde la Universidad Estatal de Nueva York para la ONG Orb Media.

Imagínense ese momento en el que, sedientos, se sirven un gran vaso de agua. Del grifo o de botella, confían totalmente en ese líquido translúcido. Sepan que probablemente con su agua estarán tomando también una buena ración de plástico. Es lo que revela un estudio realizado para la ONG informativa Orb Media y coordinado desde la Universidad Estatal de Nueva York.

Entrevista con la científica química Sherri Mason, directora de este estudio.

RFI: ¿Cuáles fueron los resultados del estudio? ¿Había alguna diferencia entre el agua potable de los países desarrollados y los que están en desarrollo?

Sherri Mason: "No, no hay en efecto ninguna diferencia. En este estudio encontramos fibras de plástico en aguas de todo el mundo, independientemente del nivel de desarrollo del país. Mayormente fibras pero también partículas, en el agua del grifo pero también en el agua embotellada. Esto no es un llamado para que la gente se lance a comprar agua en botella. Tampoco creo que haya que entrar en pánico: las cantidades de plástico que encontramos en el agua no son alarmantes a corto plazo. Para mi estos resultados son un llamado de atención, porque si estamos encontrando plástico en todas partes, ahora el agua y anteriormente los peces, las tierras cultivables, la sal, esto significa que todo nuestro entorno está ya contaminado por este material."

RFI: ¿Cómo llegan estas fibras de plástico al agua potable?

Sherri Mason: “Hay varias hipótesis: el lavado de las prendas sintéticas, poliéster y demás, libera cientos de miles de fibras de plástico que acaban en las plantas de depuración de aguas residuales. Estas no son capaces de filtrarlas por completo, por lo que acaban en ríos y mares, y así vuelven a nuestra agua potable. El secado de las prendas, en secadora o al aire simplemente, libera también fibras de plástico al medio ambiente que acaban en el agua y no podemos olvidar las tuberías de plástico que son usadas mayoritariamente. Se necesita un estudio de mayor alcance para confirmar todas estas hipótesis."

RFI: ¿Cuáles son las consecuencias para la salud de los seres humanos?

Sherri Mason: "No son buenas, por lo que podemos ver de los resultados en estudios sobre la salud de la fauna marina y terrestre. Por ejemplo, los peces tienen daños cerebrales a causa de ingerir plástico, lo que les acaba provocando un nado más lento y una mayor vulnerabilidad ante los predadores. Mi mayor preocupación no es el plástico en sí sino los componentes químicos que lleva y que se liberan una vez ingeridas o respiradas las moléculas. Estos químicos acaban en los tejidos adiposos de los humanos y sabemos que algunos de ellos están vinculados a ciertos tipos de cáncer en aumento en los últimos años. Y si en los animales empezamos a ver un aumento en las castraciones químicas, entre los humanos percibimos también una bajada en la fertilidad. Estos son algunos de los efectos que empezamos a ver, pero se necesitan más estudios para confirmarlos."

Sherri Mason recomienda reducir el consumo de productos plásticos, desde embalajes hasta prendas sintéticas, si queremos frenar esta tendencia. Aplicarse la regla de las 3 R: reducir, reutilizar y reciclar.

Los estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young recibirán el Premio Nobel de Medicina 2017, por sus “descubrimientos de los mecanismos moleculares que controlan el ritmo circadiano”, anunció este lunes la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo.

Los galardonados han explicado “cómo plantas, animales y humanos han adaptado su ritmo biológico” para “sincronizarlo con las rotaciones de la Tierra”, lo que se entiende como el “reloj biológico”, y que se aplica tanto al “jet lag” que producen los viajes transatlánticos como la función clorofílica de las plantas.

Este reloj adapta nuestra fisiología de forma “drástica” a las distintas fases del día, al denominado ciclo circadiano, regulando desde la conducta a los niveles hormonales, la temperatura corporal o el metabolismo, explicó el jurado en su fallo.

Los galardonados aislaron el gen que controla el ritmo biológico diario al codificar una proteína que se acumula en las células durante la noche y se degrada durante el día.

Además, identificaron componentes adicionales de las proteínas que influyen en el reloj interno de las células, apunta la argumentación del Instituto sueco.

 
 

Hall nació en Nueva York en 1945 y ejerce en la Universidad estadounidense de Maine; Rosbash lo hizo en Kansas en 1944 y está en la de Waltham, mientras que su compatriota Youg, nacido en 1949 en Miami, está en la neoyorquina Universidad Rockefeller.

El año pasado, el Instituto Karolinska distinguió al japonés Yoshinori Ohsumi por descubrir los mecanismos de la autofagia, proceso básico de degradación y reciclaje de componentes celulares y de gran importancia en muchos fenómenos fisiológicos.

La dotación del premio es de 9 millones de coronas suecas (1,1 millones de dólares), a repartir entre los galardonados, después de que este año la Fundación aumentara el monto de las distinciones Nobel por primera vez en cinco años.

Al anuncio del Nobel de Medicina le seguirán los de Física y Química, martes y miércoles, mientras que el jueves se anunciará el de Literatura, el viernes del de la Paz y el lunes siguiente el de Economía.

Todos los premios se dan a conocer en Estocolmo, a excepción del de la Paz, que se falla y entrega en Oslo por deseo expreso del fundador de los premios, el magnate sueco Alfred Nobel (1833-1896), ya que Noruega formaba entonces parte del Reino de Suecia.

Los premios son entregados el 10 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Nobel, en una doble ceremonia en el Konserthus de Estocolmo y en el Ayuntamiento de Oslo.

El británico Stephen Hawking es uno de los científicos más reconocidos del mundo. Sus teorías de los agujeros negros y el origen del Universo han transformado nuestro entendimiento del cosmos.

Este año, el físico celebra su 75º cumpleaños, una edad asombrosa a la que él mismo pensó que nunca llegaría debido a su enfermedad, una esclerosis lateral amiotrófica que le diagnosticaron a los 21 años y que, según le dijeron en ese entonces, lo mataría al cabo de dos o tres años.

No sólo sigue con vida, sino que continúa trabajando y produciendo estudios científicos.

Poco antes de una conferencia que el físico dio este domingo durante un simposio en la Universidad de Cambridge con motivo de su cumpleaños (Hawkings nació en Oxford el 8 de enero de 1942), Hawking habló en exclusiva .

Estas son las 5 frases más destacadas de la entrevista.

1. Cambio climático / Donald Trump

Donald Trump
Trump anunció a principios de mes que se retiraba del acuerdo sobre el clima de París.

"Estamos cerca del punto de inflexión a partir del cual el calentamiento global se vuelve irreversible. Las acciones de Trump podrían hacer que la Tierra cruce ese umbral para convertirse en Venus, con una temperatura de 250ºC y lluvias de ácido sulfúrico".

"Al negar la evidencia del cambio climático y retirarse del acuerdo de París, Donald Trump causará un daño ambiental evitable a nuestro hermoso planeta, poniendo en peligro a la naturaleza, para nosotros y nuestros hijos".

2. Supervivencia de la raza humana

"Me temo que la evolución ha incorporado avaricia y agresión dentro del genoma humano. No hay señales de que los conflictos estén disminuyendo (...). La mejor esperanza de supervivencia de la raza humana podría depender de la creación de colonias independientes en el espacio".

3. Mejor regalo (si el dinero o la practicidad no fuesen un problema)

"Una cura para la esclerosis lateral amiotrófica -conocida también como ELA- o al menos un tratamiento que detenga su avance.

4. Legado

Ilustración de un agujero negro
Su legado, dice Hawking, es su descubrimiento sobre los agujeros negros, que no son totalmente negros como se pensaba.

"Mi mayor logro será mi descubrimiento de que los agujeros negros no son totalmente negros. El efecto cuántico hace que brillen como cuerpos calientes con una temperatura que es más baja, cuanto más grande es el agujero negro".

"Este resultado fue completamente inesperado y demostró que hay una relación profunda entre la gravedad y la termodinámica".

5. Brexit

"La ciencia es una esfuerzo cooperativo, por eso el impacto será completamente negativo y dejará a la ciencia británica aislada y centrada en sí misma".

 Lourdes Mendieta

En 1986, el profesor de psicología, James Pennebaker, hizo un descubrimiento extraordinario. Algo que inspiraría a una generación de investigadores a realizar cientos de estudios.

Pennebaker pidió a un grupo de estudiantes que pasaran 15 minutos escribiendo sobre los principales traumas en sus vidas o, si no habían sufrido alguno, sobre sus momentos más difíciles.

Les dijo que no se cohibieran y que colocaran sus pensamientos más profundos, incluyendo aquellos que jamás habían compartido.

Durante cuatro sesiones realizó el mismo ejercicio.

No fue una experiencia fácil. Uno de cada 20 estudiantes terminaba llorando. Pero cuando les preguntó si querían detenerse, ninguno lo hizo.

En paralelo, Pennebaker realizó el mismo experimento con un grupo control y les pidió que escribieran sobre temas neutros, como un árbol o sus dormitorios.

Luego esperó durante seis meses, registrando cuántas veces iban sus estudiantes al centro médico.

El día que completó el análisis de estos resultados, salió del laboratorio y caminó hasta el auto donde lo esperaba un amigo, y le dijo que había descubierto algo grande.

Letras sanadoras

Para asombro de Pennebaker, los estudiantes que habían escrito sobre sus secretos más profundos, habían visitado con menos frecuencia el centro de salud, en comparación con los otros. La diferencia era impresionante.

Desde entonces, en el campo de la psiconeuroinmunología ha explorado los vínculos entre lo que se conoce como escritura expresiva y el funcionamiento del sistema inmunológico.

Una persona escribiendo a mano
Los efectos son a corto plazo, pero "poderosos", dicen los expertos.

Investigadores han evaluado el efecto de esta escritura en todo tipo de condiciones físicas, desde asma y artritis, hasta cáncer y migrañas.

Por ejemplo, en un reducido experimento realizado en Kansas (Estados Unidos), se descubrió que, meses después que mujeres con cáncer de seno realizaran ejercicios de escritura expresiva, experimentaron menos síntomas problemáticos y necesitaron menos citas médicas.

El objetivo del estudio no era evaluar la evolución del paciente en el largo plazo, y sus autores no sugieren que el cáncer puede ser atacado de esta manera.

Sin embargo, algunos aspectos de la enfermedad en estas mujeres mejoraron en el corto plazo, en comparaciones con aquellas que no realizaron escritura expresiva.

Pese a estos resultados, la escritura expresiva no es infalible.

Un análisis realizado por Joanne Fratarolli, de la Universidad de California Riverside, mostró un balance general poco significativo.

En todo caso, siendo una intervención que es gratuita y beneficiosa, bien vale la pena.

Curación heridas

Y aunque algunas investigaciones han obtenido resultados desalentadores, hay áreas donde los hallazgos son consistentes, en especial en la curación de las heridas.

En estos experimentos, los corajudos voluntarios realizan algo de escritura expresiva.

Unos días después, les aplican una anestesia local y les extraen una muestra de piel de la parte interna de un brazo.

La herida es de unos 4 milímetros y usualmente se cura en un par de semanas.

Una persona sosteniendo un frasco de pastillas en una mano y escribiendo con la otraDerechos de autor de la imagenISTOCK
Image captionSimplemente imaginar un evento traumático y escribir una historia parece tener beneficios.

El proceso de regeneración es supervisado una y otra vez, y se ha detectado que tarda menos cuando las personas han realizado escritura expresiva.

Cómo funciona

¿Cómo se produce el efecto sanador de la escritura en el cuerpo humano?

Al principio se pensaba que se debía a la catarsis que se producía cuando se comparte los pensamientos más profundos.

No obstante, Pennebaker comenzó a mirar con detenimiento el lenguaje que las personas utilizaban al escribir.

Detectó que había cierto tipo de palabras que los individuos iban cambiando a medida que se realizaban las cuatro sesiones del experimento.

Las frases que aceleraban la curación de las heridas incluían el pronombre "yo", aunque luego las más utilizadas eran "él" o "ella", lo que sugería que la persona veía su situación desde otra perspectiva.

Otra palabra común era "porque", dando a entender que el individuo trataba de explicar el evento y colocarlo en un contexto.

De esta forma, Pennebaker cree que, de alguna forma, el simple hecho de etiquetar tus sentimientos y colocarlos en una historia se genera un efecto positivo en el sistema inmunológico.

Otras implicaciones

Los experimentos también han demostrado curiosos hallazgos, que dan fe de que hay algo más en este proceso de curación.

Si con solo imaginar un hecho traumático, y escribir una historia sobre él, puedes acelerar la sanación de las heridas, quizás la clave se encuentre en regular tus propias emocionesy no tanto en resolver problemas del pasado.

Luego del primer día de escritura expresiva muchas personas dicen que volver a ese pasado les ha hecho sentirse peor. ¿Es posible que el estrés haga que las personas liberen hormonas como cortisol, las cuales ayudan al sistema inmunológico? ¿O será que la mejoría en el estado de ánimo después de varios días de estar escribiendo produce los beneficios?

Hasta ahora nadie sabe.

Aun sin prescripción

Cualquiera que sea el mecanismo, y a pesar de décadas de investigación que demuestran su éxito, este tipo de tratamientos no han sido utilizados en la medicina.

Es posible imaginar que una persona que acuerde con su médico una operación quirúrgica reciba entre sus instrucciones médicas realizar ejercicios de escritura expresiva. No obstante, muy pocos estudios han incluido pacientes sometidos a operaciones quirúrgicas.

Adicionalmente, se sabe que funciona mejor en unas personas que en otras.

Instrumentos quirúrgicos y doctores al fondo
nEscribir puede ayudar antes y después de resultar herido; por ejemplo, como medida preoperatoria.

Y lo que es más importante, tiene un efecto a corto plazo, por lo que debes practicarlo justo a tiempo.

La escritura expresiva no repotencia tu sistema inmunológico para siempre.

Si una persona resulta herida nuevamente, luego de unos meses del estudio inicial, no se recuperan más rápido que cualquier otro paciente.

Sin embargo, una nueva investigación desarrollada en Nueva Zelanda indica que no es indispensable practicar escritura expresiva antes de sufrir una herida.

De hecho, funciona tan bien como si lo hicieras después.

Esto abre diversas probabilidades para el uso de la escritura expresiva, no solo cuando está previsto realizar una operación, sino cuando se sufre una herida inesperada.

Kavita Vedhara, junto a su equipo de la Universidad de Nottingham, realizó un estudio con 120 voluntarios a los que les pidieron escribir sobre una situación estresante o sobre cómo habían pasado el día anterior.

Este ejercicio lo realizaron antes o después de tomarles la muestra en el brazo.

La gente que hizo escritura expresiva fue seis veces más propensa a curar en un período de 10 días que quienes no lo hicieron.

Necesitamos realizar más estudios con pacientes que sufran enfermedades.

Sin embargo, quizás algún día, cuando tengamos que operarnos, nos manden a casa a hacer escritura expresiva.

Como diría Vedhara, el efecto es "a corto plazo, pero poderoso".

Claudia Hammond

El córtex visual primario, que procesa e interpreta la información de la retina, continúa evolucionando durante la vida adulta.

El cerebro es el órgano más complejo del organismo, y cada día se descubren más detalles sobre su funcionamiento y plasticidad. Si bien la comunidad científica tenía por supuesto que determinadas áreas del cerebro se forman en los primeros años de vida, y se mantienen estáticas en la vida adulta, un estudio ha desterrado esta afirmación con respecto a un área del cerebro: el córtex visual primario (VI). Según la investigación, publicada en la revista Journal of Neuroscienceel área cerebral que procesa e interpreta la información visual continúa desarrollándose hasta los 36 años.

"Nuestra idea de que las áreas sensoriales del cerebro terminan de evolucionar en la infancia es completamente equivocada", expresa la autora del estudio, Kathryn Murphy, que esperaba encontrar evidencias de que el córtex alcanzaba su madurez a la edad de 5 ó 6 años, tal como habían predicho anteriores estudios en animalesLa idea ha tenido que ser rechazada tras analizar los datos de 30 personas de edades comprendidas entre los 20 y los 80 años. Una sorpresa para Murphy y su equipo, de la Universidad de McMaster, en Canadá. 

El córtex visual primario se encarga de procesar la información que llega de lasretinas, para después mandarla a otras 20 zonas especializadas, un trabajo de unas 280 millones de neuronas. A su vez, existen determinadas proteínas que impulsan las acciones de las neuronas en la corteza visual en la parte posterior del cerebro. Según el estudio, estas proteínas moldean la acción de estas neuronas durante años, aproximadamente, hasta la edad de 36. "Aún existen grandes lagunas en la manera que tenemos de entender el cerebro", reconoce la investigadora.

El descubrimiento de la plasticidad del córtex visual primario puede abrir vías terapéuticas en algunas patologías de la visión; por ejemplo, el ojo vago, desterrando la idea de que solo los niños pueden responder a las terapias correctivas. Además, es posible que este hallazgo dé paso al descubrimiento de otras áreas cerebrales que, como el córtex visual, sean más plásticas de lo que se pensaba.

Referencias:

Kathryn M. Murphy. Development of glutamatergic proteins in human visual cortex across the lifespan. Journal of Neuroscience. (2017) 2304-16; DOI: https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.2304-16.2017

La belleza no solo está en los ojos del que mira, sino también en sus  oídos y su olfato. Al menos eso es lo que se desprende de un estudio realizado por un grupo internacional de investigadores europeos y publicado en la revista Frontiers in Psychology.

No te estamos descubriendo un gran qué si te decimos que gozar de un buen aspecto físico determina en gran medida nuestro nivel de atractivo ante los demás, pero quizás te sorprenda algo más saber que a menudo subestimamos dos elementos importantes en ese mismo terreno: nuestra voz y nuestro olor. 

Esta investigación, que ha consistido en la revisión de 73 estudios publicados en las tres últimas décadas, viene a señalar lo poco que se ha llegado a estudiar el papel que la voz y el olor desempeñan en nuestro atractivo, y lo importante que estos factores auditivos y olfativos son junto con los visuales, ya que estos expertos consideran que la percepción del atractivo de las personas incluye todos esos factores. Es decir, es multimodal.

 

"Percibir a los demás a través de los tres canales da una variedad más confiable y más amplia de información sobre esas personas", destaca Agata Groyecka, autora principal de este informe e investigadora de la Universidad de Wrocklaw (Polonia).

 

Entre los hallazgos vinculados al oído, hay algunos que eran más intuitivos, como en el caso de las personas que adivinaban el género y la edad de alguien basándose solo en la voz, pero los que escuchaban también demostraron su pericia a la hora de detectar aspectos tan variopintos en una voz como la dominación, la cooperación, el estado emocional y también el tamaño del cuerpo de quien hablaba. Asimismo, otros estudios han demostrado que la gente podía deducir informaciones similares basándose solo en el olor de los individuos. "Espero que esta revisión inspire a los investigadores para seguir explorando el papel de la audición y el olfato en las relaciones sociales", apunta Groyecka.