Obama rebate a Trump en Argentina: “El cambio climático avanza cada vez más rápido”

Medio Ambiente
Typography

Mientras su sucesor rompe con el acuerdo de París, el expresidente reivindica ese acuerdo y protagoniza una cumbre sobre economía verde.

Barack Obama vuelve a Argentina, protagonista de uno de sus últimos grandes viajes antes de la victoria de Donald Trump, con la intención de rebatir a su sucesor. Mientras el actual presidente rompe con el Acuerdo de París contra el cambio climático, el expresidente de EEUU viajó a Córdoba, en el centro del país, para reivindicar ese pacto y protagonizar una cumbre sobre economía verde con un mensaje claro: “El cambio climático cada vez avanza más rápido”. El expresidente de EEUU criticó a Trump por salir de ese acuerdo y aseguró que el mundo seguirá el camino emprendido en París aunque su sucesor no acompañe ese proceso.

Obama, de viaje en Argentina, donde se vio con Mauricio Macri, cuyas reformas alabó con entusiasmo –“ha reconectado a Argentina con el mundo, es vital mantener su liderazgo”- fue la estrella de una cumbre de Economía Verde organizada por la Fundación Advanced Leadership y el Gobierno de Córdoba. Y se dedicó a lanzar el mensaje opuesto al de su sucesor. “Ahora tenemos otro Gobierno en Washington que tiene otro abordaje sobre el cambio climático. Pero a pesar de eso EEUU va a alcanzar las metas propuestas bajo mi Gobierno. Preferiría un liderazgo más fuerte en la Casa Blanca en este asunto. Pero eso no implica que no podamos seguir avanzando. Ya hemos reducido las emisiones y hemos llegado al 80% de las metas de París y vamos a cumplirlas aunque el Gobierno actual no haga nada, porque el proceso ya está en marcha, ha empapado nuestra cultura”.

“Tenemos 300 ciudades y estados que ya se han sumado al acuerdo de París aunque el Gobierno no lo haga. California, que sería la séptima economía del mundo, dice que van a seguir adelante. Y eso condiciona todo, porque ninguna empresa va a hacer coches que no puedan venderse en California, por ejemplo”. “El cambio climático no es una especulación, es presente. El 99% de los científicos ven el calentamiento global. Somos la primera generación en sentir el cambio climático y la última que puede hacer algo al respecto. Yo cuando era presidente me lo tomé en serio”, reivindicó.

El expresidente de EEUU explicó que gracias a sus reformas se han creado tres millones de empleos en el sector de energía verde. El principal problema, dijo, es la mala información. “En EEUU si usted ve Fox News tal vez no crea en el cambio climático y eso es un problema”, se quejó. Todo parecía una respuesta a Trump, a pesar de no citarlo expresamente: “No hay contradicción entre un buen medioambiente y un buen crecimiento”.

La elección de Argentina para lanzar este mensaje no es casual. En este país está explotando este sector con varios proyectos de inversiones de energía renovables. Además es un gran laboratorio de tecnología de punta aplicada a la agricultura y la ganadería para optimizar los recursos naturales y minimizar su impacto ecológico.

La cumbre de economía verde en Córdoba, con más de 300 participantes, dejó en evidencia que este sector es el que más está creciendo en el país austral, un paraíso para las energías renovables que sin embargo apenas había sido desarrollado hasta ahora. “La economía verde representa una gran oportunidad de negocios para la Argentina”, explicó Juan Verde, presidente de la Fundación Advanced Leadership. “2017 va a cerrar con 123.000 millones de dólares en bonos verdes para financiar proyectos sustentables. Las 10 economías más competitivas del mundo son las diez economías que más invierten en economía verde”.

Eric Maskin, Nobel de Economía en 2007, explicó que en el Reino Unido han encontrado una buena manera de reducir los gases de efecto invernadero: “Obligar a las empresas a que reduzcan sus emisiones es políticamente costoso. Es más estratégico brindarles un incentivo económico. Y la forma que propone el gobierno británico es a través de una subasta”, señaló.

La agricultura y ganadería argentinas, tradicionalmente la base económica del país que fue llamado el granero del mundo, utilizan hace años la tecnología para aprovechar al máximo los recursos y reduce los efectos negativos sobre el medio ambiente. El campo argentino es de los más avanzados del mundo. Dos empresas explicaron en la cumbre sus desarrollos. Una de ellas, Kilimo, ha diseñado una aplicación móvil que les cuenta a diario a los productores cuánta agua necesita su campo, con tecnología de Big Data. Con ello han logrado un ahorro de 8 millones de litros diarios.

Otra, tambero.com, presente en 40 países, permite a los ganaderos saber qué necesidades tiene cada vaca. Cada una de ellas contamina tanto como un auto que recorra 12.000 kilómetros, explicó Eddie Rodríguez, su CEO. Su tecnología permite que los ganaderos sepan con inteligencia artificial qué le está pasando a cada animal e incluso que puedan fingir una comunicación con ellos –“pueden chatear con sus vacas”-, preguntarles sobre sus necesidades, y la máquina les contestará. “Nuestros usuarios aumentan un 200% la producción y reducen sus emisiones un 45%”, aseguró. La cumbre entera fue una enmienda a Trump, y dejó claro que, como dijo Obama, el mundo sigue avanzando al margen de lo que quiera hacer el actual presidente de EEUU.

CARLOS E. CUÉ